Una furia patria

Una furia patria

Ficha

  • Reparto:

    Funciones: martes a las 20.30hs
    Teatro: Patio de Actores
    Dirección: Lerma 568

  • Salas:

    Prensa y Difusión: Simkin & Franco

 

Un pueblo sin cultura es un pueblo sin alma; sin patria.

Ante el desinterés en la historia, en la cultura, se desata la furia. La encarnación de la bronca y la utilización de ésta como motor para resistir.

Un museo sin visitantes, un recorrido inhabitado, una historia para compartir que no encuentra dónde esparcir sus semillas, genera que los empleados de un museo actúen la situación deseada, que esperan hace tres años.

Actuación que inyecta vida, casi a la fuerza, a este lugar en el que transcurren los días, todos iguales, adentrándose en el olvido. Dejar de esperar y hacer que suceda. ¿Cómo? Está todo precisamente elegido, ensayado. Juegan estos actores y actrices al recorrido patrio por el museo nacional del teatro, al interés y al cuidado, a la valoración y a demostrarnos cómo aparentemente ya no nos importan algunos hechos que constituyen nuestra identidad.

Somos testigos del juego, del intento, de cómo se va construyendo a medida que transcurre la obra frente a nosotros. Incógnitas y contradicciones que se exponen y desarrollan. Una Furia que se va cocinando lentamente, que va llegando al hervor con risas, con alusiones a la realidad, con desilusiones expuestas, con aspiraciones personales de cada personaje que se presentan como una especie de salvavidas que, en menor o mayor grado, les proporcionan un objetivo al cual apegarse para seguir.

La conciencia y el conocimiento como ese bien que se posee pero que genera un peso difícil de llevar. ¿Cómo llegar a los otros? ¿Cómo despertar la empatía para unir fuerzas? ¿Cómo enseñar a amar nuestra cultura, nuestra historia, nuestra identidad?

 

Es destacable cómo se exponen temas más globales, sociales y culturales desde la particularidad de cada personaje y cómo se vinculan. La obra funciona como un espejo embravecido, rebosante de energía en el mensaje que intenta transmitir: “Un pueblo sin cultura, es un pueblo sin alma”.

 

Las actuaciones son magníficas, los contrastes, los juegos, el entramado de las historias personales y motivaciones de cada personaje, todos los elementos utilizados en múltiples posibilidades, al servicio del transformar, darle vida a este espacio que, en un primer momento, parece estar agonizando. Palabras y pensamientos pregnantes, reflexiones compartidas y sacudidas que desde la ficción movilizan a identificar similitudes con nuestra realidad cotidiana, ¿qué vamos a hacer frente a esto?

 

Si al igual que a ellos se nos despierta la furia, que sea furia… con patria.

Ficha:

Dirección y Puesta en Escena: Mauro Molina

Elenco: María Viau, David Paez, Yannick du Plessis y Lucía Urriaga

Categories: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.