Jekyll & Hyde

Jekyll & Hyde

Ficha

  • Reparto:

    Funciones:
    Miércoles a viernes: 20.30hs
    Sábados: 18.30 hs y 21.30hs
    Domingos: 20hs
    Teatro Metropolitan Citi
    Avenida Corrientes 1343

  • Salas:

    Prensa: We

 

Escindirse
Había una vez, un soñador que quería cambiar el mundo, anhelaba erradicar la maldad, la crueldad, la guerra… y sintió que el primer paso para lograr eso podría ser aislar o eliminar la parte negativa de las personas. Este buen hombre, el Doctor Henry Jekyll (Juan Rodó), creó una fórmula que aparentemente separaría el lado malo de los seres humanos para anularlo y lograr su objetivo, pero se le cerraron todas las puertas para poner en práctica su experimento, es por esto que decide probarlo en el mismo.
El uso de esta sustancia provocó que salgan a la luz las peores cosas de Henry, aquellas que incluso el desconocía y tomaron forma, dando lugar a su alter ego, el señor Edward Hyde; cada vez que experimentaba, este nuevo ser surgía desde lo más profundo de su ser y lo transformaba desde su pensamiento hasta su corporalidad. A partir de ahí, su vida se dividirá entre el malvado asesino Hyde y el doctor que quiere tanto cambiar el mundo como recuperar su vida.
Desde el inicio, escenográficamente, invita a imaginar; torres móviles, multifuncionales que con el correr del espectáculo irán convirtiéndose en diferentes lugares, serán marco y testigos de todo lo que pase en esa porción de Londres. Solo son necesarios algunos elementos extras para contextualizar, sobre todo, en lo que respecta al laboratorio. Interesante diseño, que en combinación con las luces, generan múltiples climas, abrazan a esta historia.
La puesta general es impecable, cargar con la historia de un musical como este, no es tarea sencilla, sin embargo el trabajo realizado por su director Sergio Lombardo (y Christian Alladio en la asistencia), no tiene fisuras. Es intensa, atrapante, equilibrada, logra que las 2.40hs que dura el espectáculo, no se noten. Los resultados obtenidos con los intérpretes, está milimétricamente pulido, saca lo mejor de cada uno a nivel actoral y vocal, muestra aristas nuevas de ellos y llega a una amalgama general que seguramente no tiene nada que envidiar a los predecesoras en Broadway o el West End londinense.
Lo mismo vale para la construcción de la imagen de los personajes, vestuario, peinados, maquillaje, todo impecable.
Son catorce los intérpretes, salvo los cuatro protagonistas, todos tienen más de un rol y a cada uno le otorgan la autonomía que merece, el nivel es muy alto, los trabajos individuales son deliciosos. El elenco está compuesto por: Manuel Victoria, Karina Barda, Sebastián Vitale, Lucas Arbues, Patricio Witis, Pilar Muerza, Luis Podestá, Emi Fegger, Marcos Gorosito y Juan Ignacio Bianchi.
Es el turno del cuarteto protagónico. Eluney Zalazar, luciéndose como Emma Danvers, el crecimiento que ha tenido es enorme, es técnicamente impecable, gran presencia escénica y muy comprometida con el personaje; muy buen trabajo.
Por su parte John Utterson es interpretado por Raúl Lavié. Parece una obviedad decir esto, pero su porte, su decir, su moverse, su peso en el escenario, tu talento indiscutido, están presentes. Su forma de hacer, crea la ilusión que todo es tan simple, pero obviamente lo que se ve es el resultado de un intenso y consciente trabajo. Un Lavié auténtico, dando un 100 % de sí.
Hoy por hoy, no son muchos los artistas cuyo trabajo obligue a retrasar el desarrollo de una obra por unos minutos porque en medio de la función el público no deja de ovacionarlo…. Melania Lenoir, genera eso. Es intensa, simple, enorme, brilla, emociona, da la sensación que Mela vive a su Lucy Harris. Es una artista que se para en el escenario y lo colma, logra aplausos interminables y absortos silencios, es versátil, le imprime a su personaje matices que la pintan de pie a cabeza. Definitivamente su trabajo es hipnótico.
Y claro… el… Jekyll… Hyde… Juan Rodó. Hace mucho tiempo que no lograba sorprender como en esta oportunidad, tal como el mismo contó al final de la función, al igual que Jekyll es un soñador, anhelaba hace 18 años hacer este musical y después de haber pasado mucha agua bajo el puente, lo logró. Realmente se nota que ama lo que está haciendo.
El compromiso es evidente, se ve todo lo que trabajo para llegar a este resultado. Su voz es diferente, se mueve desde lo más profundo y lleno de cuerpo a un lugar mucho más liviano, sin perder la intensidad interpretativa. Desde lo corporal, se transforma, no solo construye a estos antagonistas que comparten un cuerpo de manera híper delimitada y diferencial, sino que es muy notorio todo el trabajo que realizo para llegar hasta ahí.
No sería errado decir que esta obra no solo hace que surja el alter ego del protagonista, sino que también dio nacimiento a un nuevo Juan Rodó, realmente es un gran logro del artista, después de 26 años de trabajo, se reinventó y eso, no es fácil. En relación a esto, vale mencionar a Lili Popovich, coach de Juan, quien logro “romperlo” y volverlo a armar.
El área coreográfica está a cargo de Mariano Botindari, quien aporta desde el movimiento complementar la historia, la hace ganar fluidez y expresividad.
Para ir terminando, la música. La orquesta en vivo compuesta por Andrés Dulcet (bajo eléctrico), Urkel (guitarras), Jorge Giorno (batería) y su Director Damián Mahler al piano, se multiplican, crecen, ensalzan el espectáculo, aportan brillo. Son imprescindibles para que el clima que se genera, exista.
Un musical que no solo Juan sueña desde hace mucho tiempo, sino que hacerlo es el deseo de muchísimos artistas del género, como así también era muy esperado por el público. Una obra que generó mucha expectativa y se sabe que cuando eso pasa, no es fácil colmarla, pero en este caso… lo hace. Jekyll y Hyde cumple con todo lo que debe cumplir, es lo que debe ser, convence, cumple y supera. Una gran apuesta que funciona de la mejor manera.
Jekyll y Hyde son dos caras de la misma moneda, cada uno es una máscara del otro ¿quién es quién? ¿quién es el verdadero Henry o Edward? Es más… ¿realmente tiene que ser uno solo? Porque después de todo, cada persona está hecha de una infinidad de cosas, sensaciones, sentimientos, pensamientos, acciones que juntas… mezcladas, naturalmente logran un equilibrio y hacen que todo funcione, querer separar esas partes ¿realmente sería beneficioso?.
¿Quién es él? Y ¿quién sos vos?

Ficha:

Con: Juan Rodó – Raúl Lavié – Melania Lenoir – Eluney Zalazar – Luis Podestá – Sebastián Vitale – Manuel Victoria – Emiliano Fegger – Lucas Arbues – Patricio Witis – Marcos Gorosito – Karina Barda – Pilar Muerza – Juan Ignacio Bianchi

Músicos: Andrés Dulcet (bajo eléctrico), Urkel (guitarras), Jorge Giorno (batería)

DIRECCIÓN GENERAL: Sergio Lombardo

DIRECCIÓN MUSICAL Y DIRECCIÓN CORAL: Damián Mahler

ASISTENCIA DE DIRECCIÓN: Christian Alladio

Categories: Musicales, Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.