Cualunque tirano

Cualunque tirano

Ficha

  • Reparto:

    Funciones: Sábados 20 horas
    Teatro El Ópalo - Junín 380 -

  • Salas:

    Prensas: Correydile

 

Estética bananera

En los recónditos parajes de Latinoamérica se levanta un estado dictatorial que no se priva de ningún exceso, como buen gobierno de facto de rincón ignoto. Su líder, entre lo napoleónico, lo pírrico y lo pythonesco, expresa todas las rutinas humanizantes del uomo qualunque. Pero su cuestionable paz se ve pronto perturbada por una amenaza de guerra. Una potencia europea se aviene en una supuesta misión democratizadora, que cambia de una vez y para siempre los pagos del autócrata. Con la sátira deliciosamente servida, la premisa de Cualunque tirano da inicio.

Así, la acción nos encuentra en el despacho de este mandatario mamero y delirante, con un segundo al poder, “el perro”, secretario de estado con pocas luces, entregando la misiva bélica que los acosa. Al cuadro lo completan dos personajes más: un versátil narrador/locutor/cómplice del relato según convenga, y el absurdo Caleb, primero sastre del líder, luego operador político de alta gama en este corrupto estado en manos de pocos. Quizás por ello, se concentra la acción en la oficina del tirano, sitiado por el conflicto.

En ese sentido, asombra la potencia de los ambientes construidos a lo largo de la historia. Vemos un despacho cuyo caos va corroyendo cada rincón de la escena. El escritorio central, cual oficina oval, se va rodeando de destrucción, de restos bélicos y obscenos obsequios al jefe de estado, que a su vez degeneran su poder. Asimismo, una notable combinación luminotécnica y musical nos rodean de los ataques del enemigo y el despoblamiento que azota esta república bananera, en clara señal de hartazgo ante la dictadura del ridículo.

El eje que articula la pieza teatral es un ponente texto retórico (pero sumamente accesible) que alterna la grandilocuencia de un relato político y la composición de personajes patéticos y miserables, cuidando sus quintitas de poder, sucumbiendo a actos mezquinos en pos de la salvación propia. No es de sorprender entonces el talento del elenco para interpretar dicho guion con sumo cuidado y verosímil, por supuesto bajo una dirección cuidada del también dramaturgo Darío Pianelli.

Cualunque tirano, tragicomedia miserabilista, es un cuadro curioso e inteligente, una oferta diferente dentro de la variopinta escena del off porteño. Una vez más asistimos con dicha obra a aquellos espectáculos que, sin gran producción, logran una experiencia inmersiva en un universo complejo y detallado como puede ser éste excéntrico estado bananero.

Ficha:

Categories: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.