Posts From Martin Cantet

Volver a la página inicial
Reseñas

Como los unicornios

Cuidado: masculinidad frágil Una concentración deportiva transcurre mientras la grada se acomoda para la función. Cuatro “machos” convergen y divergen entre movimientos deportivos: scrums, rondas, piques cortos alternan con diálogos

Reseñas

La yegua muerta

El antimilagro televangelista El pastor evangélico necesita un milagro. Un manejo poco ético de la limosna lo tiene exiliado en un pueblo argentino perdido con sus tres hijos, preparando su

Musicales Reseñas

Pulmones

Aireando a las comedias románticas Una pareja en sus treintas (Lucien Gilabert y Lionel Arostegui) se descubren en aquella espeluznante discusión: hijos ¿sí o no? La pregunta nada inocente desencadena

Reseñas

La vida puerca

La historia de los no protagonistas Muy difundida es aquella “la historia la escriben los ganadores”, frase que sintetiza en buena medida la trama de poder que esconde un orden

Reseñas

Las vengadoras

Locademia de policía bonaerense Como si de escuela económicamente desatendida se tratase, el escenario viste un sarcástico celeste y blanco digno de acto de escolar. Banderines, guirnaldas y hasta alguna

Musicales Reseñas

Leo Masliah en Café Vinilo

Un hombre y su piano La figura humilde del uruguayo es antecedida por su reputación, la que irrumpe con él al entrar a escena. Estalla el aplauso cómplice, mientras que

Reseñas

Tom Pain

El hombre que intenta La hazaña de enfrentar a la grada siendo uno solo es, siempre, una notable proeza. Ni hablar cuando la calidad del texto, del actor y la

Reseñas

Las 20 y 25

Entre el antes y el después La cocina del hogar presidencial es escenario de revuelo. El invierno de 1952 desea aferrarse a la historia argentina de manera trágica, y los

Reseñas

Menea para mí

Goce para salir de la marginalidad Entre tenders y papeles en el suelo se descubre el barrio. Ocho jóvenes nos reciben a ritmo de cumbia. Entre coreografías y canciones en

Reseñas

Si mon dieu

Caos y creación en los dominios del humor Pocas veces, la energía de la platea desborda con semejante expectativa como cuando se acerca a ver el show de SI MON