Un judío común y corriente

Un judío común y corriente

Ficha

  • Reparto:

    Funciones: sábados 20.30 hs.
    Duración: 80 minutos
    Chacarerean Teatre
    Nicaragua 5565, Palermo

  • Salas:

    Prensa: Carolina Alfonso

 

La historia define quienes somos

Un judío común y corriente es un unipersonal  cuyo guión fue escrito en el 2005 por Charles Lewinsky para la película que lleva el mismo nombre. La adaptación al teatro es interpretada por  el actor Gerardo Romano que personifica a un periodista  muy respetado en el Hamburgo moderno, a quien un profesor le propone que hable con sus alumnos sobre nazismo, sus consecuencias y sobre lo que significa ser judío en la Alemania de hoy.

Al intentar responder la invitación por carta, esta tarea le desencadena una avalancha emocional. Goldfarb nuestro protagonista, lucha con su profunda ambivalencia de aparecer como un objeto de investigación en un salón de clases y ser un judío real en el país de sus antepasados.

Gerardo Romano, logra con gran talento componer a este personaje que se la pasa discutiendo en un minigrabador  de casete, irritado, molesto, herido y con angustia. Él no quiere ser más que un judío común y corriente, pero el pasado y la historia no dejan que esto suceda.

Con gran maestría Gerardo Romano va conduciendo a la función para que la audiencia se mantenga atenta hasta el final, logra manejar la tensión dramática con mucha fluidez.

La música original de Martín Bianchedi hace que cada estado que pasa Goldfarb sea más vivido. A su vez el sonido es de primer nivel, prolijo y cuidado.  La completa y a la vez realista escenografía de Marcelo Valiente, contribuyen también a lograr el clima necesario para que con un sencillo vestuario y una lograda iluminación que  logra cargar de dramatismo cada escena, hace que Un judío común y corriente vaya directo al corazón del público.

Poseedora de gran componente dramático y una carga emotiva acorde al tema, pero no despojada de pasajes  de humor; “Un judío común y corriente” es la obra para que Gerardo Romano se luzca en el formato de monólogo teatral y bajo la dirección de Manuel González Gil logran capturar el interés del público a lo largo de los 80 minutos de duración del espectáculo.

Ficha:

Con dirección de Manuel González Gil

Con la actuación de Gerardo Romano

Categories: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.