Sabor a Freud

Sabor a Freud

Ficha

  • Reparto:

    Funciones: sábados 21hs. Boedo XXI

 

El sueño de la razón: ¿Produce monstruos?

Hoy en día se volvió habitual el hecho de ir al analista y “Sabor a Freud” nos puede dar alguna pista del porque de este auge.

En esta obra cómica veremos algunos motivos. Pero también plantea un desafío, porque ahí vamos a encontrar por un lado a la razón que tratará de dar respuestas, y por otro las pasiones. En el medio quedará el proceso terapéutico como camino aliviar el sufrimiento de la paciente Lucía Espinoza.

La obra es una sesión de Lucía Espinosa (Susana N. Fernández) que llega al consultorio del Dr. Ernesto Kovacs (Roberto Bobe) con un problema particular: una persona ha tomado el control de su cuerpo. Ella es dos personas.

Por un lado la propia Lucía, una persona tímida, casada con un banquero con el cuál interactúa poco y quien la destrata cotidianamente. Pero, por el otro también es Dolores. Una cantante de boleros que descree de la terapia y el psicoanálisis. Ella, a diferencia de Lucia, pondera la pasión y considera a la cordura como un instrumento para convertir a la gente en una “Mariposa sin alas” o sea en un “Gusano”. En otras palabras en, convertir a las personas en sujetos cuyo mejor elogio es “Está casi perfecto”

El Doctor Kovacs, por otro lado, con su estilo intelectual y sarcástico trata de llevarla por el camino de la razón y del pensamiento para así poder calmar su dolencia. Sin embargo, conforme avance la obra nos vamos a dar cuenta que tampoco es un personaje tan cristalino. El doctor también nos esconde relaciones tempestuosas con los otros, principalmente con su madre que la desvergonzada Dolores sacará a la luz.

Aunque sólo vemos en el escenario a Roberto Bobé y Susana Fermandez. Los personajes que se muestran son muchos más: Dolores, Lucia, Dr Kovacs, el cantante Vargas, el vendedor de tickets en el aeropuerto y el esposo de Lucia. Personificaciones llevadas adelante con una soltura que hace que la comedia que interpretan sea amena e interesante. Lo que más sorprende es como rotan de la situación de “paciente” a la de “terapeuta” con tanta versatilidad. Uno de los puntos fuerte de la obra es la dinámica que establecen los actores entre sí.

Ambientada en un consultorio, podemos ver el diván, el mítico cuadro de Freud que cada psicoanalista de ley tiene y un volumen de sus obras completas colocado en un atril de cara al público. Libro, por supuesto, citado con pasión por el Doctor. Adicionalmente, junto con la puesta en escena tenemos los boleros; arma fundamental de Dolores contra el instinto racional del doctor. Sonarán intermitentemente para no sólo ambientarnos sino también para señalarnos lo que en juego en ese momento.

La obra dirigida por Jorge Vigetti no sólo trata los temas sobre lo racional y lo pasional. Sino también habla de las aspiraciones, el amor, los clásicos de Hollywood, el aburrimiento, las madres veneradas, los matrimonios, la libertad y la enfermedad. Todo llevado adelante por dos actores que van mostrando la versatilidad que tienen en escena al interpretar diferentes personajes de la vida de cada uno. Una obra que nos va a hacer reír y que vamos a disfrutar.

Ficha:

ELENCO

Magda Carbajal, Alicia Petrocino, Cyntia Lentini, Alina Tolubinska, Claudia Todino

DIRECCIÓN Rosario Zubeldía

Categories: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.