Madriguera

Madriguera

Ficha

  • Reparto:

    Funciones: Sábados 23.30hs
    Teatro Silencio de Negras – Pte. Luis Saenz Peña 663

  • Salas:

    Prensa: Julian Fuentes

 

“Quisiera llevarte al río, calmar tus ansias, besar tus labios que fueron míos, que fueron míos…”

Madriguera es una invitación a una experiencia singular. No sólo por la profundidad de la obra, sino también por el cuidado de los detalles.  El agasajo de servir una copa de vino junto a la inmediata ubicación en los sillones de la antesala, predisponen a abrir los sentidos mientras la música de fondo emerge. Este cálido gesto de bienvenida, habilita también, el diálogo con las demás personas que se encuentran allí, esperando que inicie la función.

La trama es de una densidad dramática en la que el misterio y la  postura fatalista ante la vida, permiten el intertexto con los relatos  góticos de Allan Poe.

La proximidad del lugar, los efectos operados, el registro de verdad de los personajes te mantienen tan conectado con la historia, que por momentos uno  podría abstraerse, y  experimentar en carne propia lo que Inés y Teresa sienten.

Una madre (Inés- interpretada por Jorgelina García) aferrada al pasado, posesiva, controladora, ensimismada en su cotidianeidad y con trastornos nerviosos, vive junto a su hija (Teresa- interpretada por Camila Gariniani) con quien mantiene una relación de sujeción incestuosa, mientras ésta se encuentra en su despertar sexual,  siendo además la única de las dos que tiene contacto con el afuera.

Ambas viven en un caserón roído por el tiempo, una de las habitaciones devenida en cocina es el espacio donde viven su cotidianeidad trastocada por un misterio que las involucra.

La estética es acorde, realista, inspirada en un pasado no muy lejano.  Tres elementos son claves y  construyen una visual llamativa: una heladera en la que se aprecia un efecto lumínico muy interesante y es el elemento sobre el que se desarrolla la incógnita; un espejo oval con el que Inés interpela al público reflejándolo y haciéndolo parte de la escena; y una muñeca, con la que Teresa interactúa y la hace coparticipe de sus acciones.

Se logra también un efecto visual muy poético a partir de una puerta ventana, que tiene algunas de sus rendijas rotas, construyendo una belleza única que es funcional a la historia.

Las operaciones de lenguaje que se da entre las protagonistas como por ejemplo el efecto de pregunta-respuesta, -¿Venís?, -Voy, marca el ritmo de algunas situaciones de la historia. Esto también se da a nivel corporal, ya que en ciertas oportunidades Teresa se mueve obturando el paso de Inés, cambiando de este modo la dinámica que se venía desarrollando, lo cual resulta gracioso más allá de la tensión dramática.

Es tan realista que impacta. Aunque el vestuario es acorde a un pasado reciente, se las intuye cercanas. Por otro lado, escuchar sus voces desde la habitación contigua se percibe tan familiar que no importa que ellas no estén en escena. La construcción del dialogo, el ritmo sostenido, la corporalidad lograda en cada personaje, manifiesta un gran trabajo no sólo desde la dirección sino también de la interpretación de las actrices.

Es gradual el manejo del suspenso. Un material digno de ver. Hay temas de los que no se hablan pero se dan a entender y contiene un minucioso trabajo psicológico de los personajes que llenan de verosimilitud cada una de sus acciones.

Una obra densa, profunda que tematiza complejidades y miserias humanas. En donde se tejen hilos de posesión-locura-cariño, lejana y cercana al mismo tiempo, es una joyita del teatro independiente donde la sencillez, la creatividad y la destreza actoral quedan al servicio de la puesta.

Ficha:

lenco: Jorgelina García y Camila Gariniani.
Dirección y dramaturgia: Pablo De Nito.

Categories: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.