Last call

Last call

Ficha

  • Reparto:

    Funciones: domingos a las 18 hs desde el 2 hasta el 30 de julio inclusive a las 18 hs.
    Teatro Picadero
    Dirección: Enrique Santos Discepolo 1857

  • Salas:

    Prensa: SMW

 

Pasajero en trance

¿Qué sucede cuando un clown se encuentra ante la situación de tener que abordar un avión para irse de viaje? Algo que parece tan simple y sencillo, para Mr. Piola (el personaje que interpreta Gabriel Chamé Buendia) resulta una odisea. Así es como se presentan uno tras otro muchos inconvenientes, muchos contratiempos. Algunos de ellos por el propio funcionamiento del sistema burocrático de los aeropuertos, por todos los pasos que uno debe seguir para poder subirse a un avión, que de por sí son bastante engorrosos para cualquier persona (mucho más para un clown).  Otros contratiempos son producidos por esa forma de actuar un tanto ingenua y desprejuiciada típica de los payasos que produce malentendidos, situaciones tragicómicas, absurdas y diversos tipos de problemas.

Escrita y dirigida por Gabriel Chamé Buendia, la obra se presenta como una “tragicomedia física, hablada en un idioma internaciogutural”. Realmente es impresionante el virtuosismo de Chamé Buendía cuyo exhaustivo compromiso físico se sostiene a lo largo de toda la función.  Jugando con la ruptura de la cuarta pared y haciendo participar activamente al público en algunos momentos que se tiñen de un color festivo y desenfrenado, que nos hace recordar sus viejas épocas en las que era actor de teatro under, cuando pertenecía al mítico grupo “El clú del claun”. Con un excelente manejo del ritmo las situaciones se van encadenando de una manera armónica, contando desde un principio con la complicidad del público que se identifica con el tragicómico personaje al cual le suceden todas estas peripecias.

Además de su destreza en cuanto a lo físico y vocal, también cuenta con habilidades musicales que despliega en algunos momentos de transición en los cuales toca diversos instrumentos como el banjo, el clarinete o el acordeón. Chamé es lo que se dice un “actor multifacético” a la manera de los actores de la commedia dell’arte, los saltimbankis o los artistas circenses. Y verdaderamente es un placer verlo desenvolverse en escena.

El espectáculo utiliza recursos multimedia que junto con la escenografía realizada por Jorge Pastorino recrean el ambiente del aeropuerto a la perfección. Lo sonoro por momentos adquiere un papel preponderante gracias a los efectos y la música de Sebastián Furman. Y como broche de oro cuenta con la aparición de Batato Barea cuyo audio recitando unos versos alusivos sirve como epílogo de la obra.

Categories: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.