La vida puerca

La vida puerca

Ficha

  • Reparto:

    Funciones: sábados, 22.30 hs. / Sala Andamio 90, Paraná 660/ Entrada: $250.

  • Salas:

    Prensa: Silvina Pizarro

 

La vida es para vivirla

“¿Tiene sentido esta vida? Trabajamos para comer y comemos para trabajar”. Estas palabras dichas por Silvio Astier, el protagonista de “El juguete rabioso” de Roberto Arlt (su primera novela publicada en 1926), de alguna manera sintetizan la temática de la obra. “La vida puerca” (que iba a ser el título original del libro y luego su editor Ricardo Güiraldes sugirió cambiarlo por algo que no sea tan chocante para la gente de esa época) es esta vida de pobreza, de marginalidad,  de hambre, de precariedad laboral, esta vida miserable en la cual Astier tiene que rebuscárselas para sobrevivir con pocas esperanzas de que estas circunstancias puedan llegar a cambiar en el futuro. En el contexto de una Argentina en crisis económica y social, las desdichas eran moneda corriente. Todo esto se ve perfectamente retratado en la puesta en escena dirigida por Alfredo Martín, quien es un experto en adaptar y recrear fielmente el imaginario de algunos autores rioplatenses de principios del siglo XX, como anteriormente lo hizo con “Los derechos de la salud” y “Abandonemos toda esperanza” de Florencio Sánchez. Esta versión teatral presenta las escenas más significativas de la novela de Arlt, mostrándonos la transformación que sufre el protagonista debido a todos los acontecimientos difíciles que le toca enfrentar. Silvio Astier es encarnado magníficamente por Mariano Falcón, quien nos hace identificar desde un principio con el personaje  y nos lleva a recorrer el camino sinuoso de esta suerte de héroe trágico. Este joven desgraciado, que no tiene mucho que perder, pero que tiene dignidad. Lo cual queda demostrado en el desenlace de la obra, luego de una impecable escena que el protagonista tiene con  el rengo (gran interpretación de Francisco Ramírez).

En esta puesta en escena, entre otras cosas, es muy interesante la utilización espacial del teatro, que va desde el escenario propiamente dicho, pasando por el espacio de representación a nivel del piso y los lugares tras bambalinas con escaleras que se pierden en la oscuridad del fondo. Lo cual aporta un gran dinamismo a la secuencia dramática. La escenografía e iluminación (Marcelo Jaureguiberry y Fernando Díaz) cuenta con los elementos básicos para dar una idea de los diferentes ámbitos donde se desarrolla la historia. En cuanto al vestuario y los accesorios, hay que destacar la enorme labor de Jessica Menéndez, quien realizó una notable investigación de la moda de esa época y pudo reflejarlo a la perfección. Otro gran acierto es la participación de un músico en vivo, que hace las veces de un ciego que gana limosnas tocando el acordeón y va creando los climas que requieren cada uno de los momentos del relato.

En definitiva, La vida puerca logra transmitir en su totalidad la impronta de las narraciones del genial escritor Roberto Arlt.

Ficha:

Intérpretes: Mariano Falcón; Marcelo Bucossi; Daniel Goglino; Marcelo Rodriguez; Gustavo Reverdito; Luciana Procaccini; Julian Belleggia; Francisco Ramirez; Rosana Lopez; Angel Blanco; Laura Canteros; Marcos Díaz; Luciana Bava, Martín Portilla D’Arcangelo y Camila Truyol

Dirección y Puesta en Escena: Alfredo Martín

Categories: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.