Vóley, la final

Vóley, la final

Ficha

  • Reparto:

    Teatro Físico Musical
    Cultural Freire - Capitán Ramón Freire 1090 y Zabala - Colegiales
    Viernes 21.30hs

 

El grupo más allá de lo individual

Con una puesta en escena innovadora y cronometrada en términos de tiempo, Vóley, la final es una obra de teatro físico musical que busca indagar sobre las relaciones humanas cuando se dan en el contexto de un grupo. Escrita, dirigida y también interpretada por Nicolás Manasseri, esta obra trasciende lo deportivo, que no es mas que una pantalla a través de la cual se incorporan otras temáticas, para abordar la danza, lo físico y lo sexual a través de un lenguaje totalmente innovador.

Dado el contexto de una final de vóley, se encuentran dos equipos tanto masculino como femenino con sus respectivos entrenadores. Los personajes se encuentran muy nerviosos no solo por el evento deportivo del cual serán parte sino también por aspectos de su vida personal que los atraviesa e influyen en ese partido tan importante para sus equipos. Uno de los personajes, Laura, esconde un secreto que podría manchar la reputación del equipo masculino. A medida que avanza la historia se hace cada vez más notorio de qué se trata.

Se dan diálogos diversos que vislumbran estas inquietudes, pero la claridad de la trama se hace evidente cuando el elenco interpreta algún tema. A través de la música confluyen movimientos sincronizados que representan al deporte: una coreografía que, sin dejar de ser bailada, respeta la cadencia de los movimientos y características del vóley.

Los intérpretes, en ese sentido, logran adoptar los movimientos de un juego al cual seguramente no estén acostumbrados. El modo en cómo se desplazan a lo largo y ancho es muy cuidado, incluso respetando las posiciones predeterminadas de cada jugador dentro del terreno de juego. La puesta en escena no es más que una red que cruza el escenario y es manipulada por los actores, haciendo del escenario una verdadera cancha de vóley.

Vóley, la final es un espectáculo que contagia a la audiencia de euforia deportiva. Una obra que está todo el tiempo muy arriba, incluso en los momentos más delicados de la trama. Una reflexión sobre los humanos y cómo nos comportamos en grupo, pese a nuestros demonios internos.

 

Categories: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.