Un hombre civilizado y barbaro

Un hombre civilizado y barbaro

Ficha

  • Reparto:

    Funciones: sábados, 21:00 hs.
    Lugar: Teatro del Artefacto (Sarandí 760, CABA)

  • Salas:

    Prensa: Octavia Comunicación

 

Semblanza sarmientina

Un hombre civilizado y bárbaro, dirigida por el prestigioso Raúl Serrano, pretende una semblanza de la vida pública y privada de Domingo Faustino Sarmiento, militar, político, hombre de letras, ex Presidente y pensador de las cuestiones sociales desde la óptica de la búsqueda de la conformación de un Estado Nación moderno y pujante en consonancia con el capitalismo de los países centrales, en el intermezzo del convulsionado siglo XIX rioplatense.

Un Sarmiento hilado por sus relaciones afectivas, que no reconoce a sus hijos y denosta exparejas, convive con el intelectual que supo mirar el modelo económico que estaba llevando adelante Estados Unidos cuando pocos lo hacían. Bajo el marco de la figura moribunda de aquél recordado daguerrotipo en que un Sarmiento en formato cadavérico quedó inmortalizado, el fantasma, ya no de Facundo, sino de si mismo, es interpelado por la mismísima posteridad (interpretada por Eduardo Perilli), quien pugna por la pregunta abierta al público por el legado del “Padre del aula”.

La problemática de sacar conclusiones positivas o negativas, tajantes, del ejercicio de la Historia puede ser escasa: resulta que las luces y sombras surcan a todos los personajes que hacen a los procesos sociales sin determinarlos, ni tampoco pueden analizarse períodos enteros situando la mirada en un solo personaje.

Sin embargo el mérito de la obra es intentarlo. Lleva a los y las espectadores a reflexionar sobre una figura de trascendencia que para el cánon de la educación media, los billetes y las calles es estancamente un “prócer”. No es poca la labor del protagonista Mario Moscoso en el rol del sanjuanino, que volcó la impronta apasionada con que lo caracterizan las fuentes de la época. Tampoco la participación de la actriz María Belén Robín, quien carga con tres personajes centrales de la vida personal del maestro de “la espada, la pluma y la palabra”: Benita Martínez Pastoriza, Aurelia Vélez Sarsfield y Paula Albarracín).

Ficha:

Dramaturgia y dirección del maestro Raúl Serrano
Protagonizada por Mario Moscoso
Con María Belén Robin y Eduardo Perilli

Categories: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.