Teresa está liebre

Teresa está liebre

Ficha

  • Reparto:

    Funciones: viernes 21 hs. Duración: 65 minutos.
    EL CAMARÍN DE LAS MUSAS. Mario Bravo 960.

  • Salas:

    Prensa: Carolina Alfonso

 

Entonces vos sos un conejo
Si fueras un animal, ¿cuál serías? Carl Jung (y el papá de Teresa) decían que en el fondo, todos somos animales. Según los estudios realizados por Wikipedia, el humano es el mamífero más inteligente de la especie, el único con capacidad de raciocinio. ¿Será cierto? A veces daría la sensación de que no. Quizá nuestro lado “animal” por así decirlo, es nuestro estado más puro y primitivo. Y en ese estado, ¿qué animal sos?
Teresa es una liebre. Y “conejo”, un conejo. También hay algunas “cuca”, cucarachas.
Liebre está libre. Ella puede salir y entrar cuando quiera. Pero Conejo no. Conejo tiene que permanecer adentro, por seguridad. Por seguridad propia y ajena.
Estando afuera, Liebre extraña a Conejo. Pero Conejo no la dejó sola. La acompaña (o atormenta) en su soledad.
“Teresa está liebre” es una de esas obras en las que uno sale pensativo y revuelto de tanta información. Los mensajes que la misma esconde, van decantando con el tiempo, cuando uno sale del teatro. Y quizás, al día siguiente.
Una puesta que combina lo tétrico, lo desolado, con lo acogedor, lo hogareño. Una escenografía generosa, en tonos amarronados. El olor a té, a aromatizante de pepino o alguna fragancia similar, a bizcochuelo recién horneado, van a envolver a los presentes desde el sentido olfativo.
Todo es acompañado por una cálida iluminación, enteramente de la utilería y escenografía. Una excelente decisión. La luz, va a jugar un juego muy importante en esta pieza.
El sonido en vivo es operado por Mariano Asseff. Cabe destacar su labor por su precisión para generar los momentos de tensión y para acoplarse a los cambios lumínicos. Ambas cuestiones técnicas van a sostener una relación simbiótica.
Las dos actrices interpretan muy bien su papel, pero se resalta el trabajo de la protagonista de esta historia: Florencia Naftulewicz. Ésta actriz fue merecedora de unos cuantos aplausos de pie. La composición de su personaje es un cóctel de ternura, rechazo, desamparo, ansiedad, amor. Con mucha organicidad, va a bucear entre ambiguas emociones para mantener al público cautivo.
Florencia también es co-autora de esta obra, junto con Jimena González: un texto completamente original y contado de una manera muy cotidiana.
Por último, felicitamos a sus directoras Pilar Boyle y Sharon Luscher por su cargo. Al parecer están conformes y orgullosas de lo que es “Teresa”, ya que al finalizar la función, se fundieron en un abrazo.
¿Qué es el amor? El amor es libertad, no una jaula. Pero a veces, es mejor dejarlo encerrado.

Ficha:
Actúan: Florencia Naftulewicz, Fernanda Rodríguez.
Dirección: Pilar Boyle, Sharon Luscher

Categories: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.