Tango Querido No me olvides

Tango Querido No me olvides

Ficha

  • Salas:

    Prensa: Diego Verni

 

Melodías de arrabal

Tango Querido No me olvides es una obra de texto que bajo la autoría de Mariano Palucci, la adaptación, y dirección general – artística de Diana Etchepare cuenta con momentos musicales que lleva al espectador a las melodías de arrabal que en los años 20/30 se escuchaban en los conventillos; podría decirse que se trata de un homenaje al tango pero sobre todo a una de las más grandes figuras como lo fue Carlos Gardel.

La obra cuenta la historia de Jorge (bajo una excelente actuación de Diego Verni),  un compositor y guitarrista que se encuentra frustrado por no poder colocar melodía, música y pasión a un tango de su fallecido amigo Juan.  Con una voz en off que le marca al personaje que siga en pie, que no se deje vencer, que intente, que lea lo que su amigo le dejo, y que busque alguna inspiración la obra hace que el espectador viva con el personaje todos sus momentos la paranoia que sufre al hablar con su amigo que ya no esta, el desamor que sufre el tener que darle fin a un amor que sintió por una mujer que viene a reclamarle que ahí esta ella para amarlo pero él ya no la quiere, con otra mujer que permanentemente lo culpa por haberla perdido, y con una especie de “ángel” que viene a ampararlo y a marcarle realmente en lo que se equivocó en la vida Tango Querido No me olvides trabaja mediante un tono tanguero, un lunfardo bien expuesto, vestuario de época sobre todo de los habitantes del conventillo y del personaje una dualidad constante que es el sentirse vencido y el sentir que todavía uno no debe vencerse.

Con una música de época, envolvente y en vivo a cargo de Andrés Glotzer (contrabajo), Liliana Buschiazzo (piano), Lorena Uria (violín), y Fernando Collado (Guitarra),  la obra va tomando su tono tanguero, que por momentos se quiebra por la locura y el desconsuelo del personaje, y va dando paso a que se canten canciones de tango para que el espectador no se olvide en ningún momento que tipo de obra esta viendo; nombrando la zona del abasto y nombrando al “morocho” Carlos Gardel el personaje principal hace que el publico por momentos se emocione y también recuerde las raíces, la cultura, el género musical y sobre todo viva la misma atmosfera que los personajes.

Para finalizar las escenas mas trascendentales y que mantienen al espectador pendiente de lo que va a suceder son la que el personaje reconoce que habla con gente que ya no esta, cuando su amigo Juan viene a hablarle, arengarlo y a decirle como fue aquel tiempo de antaño donde él vivió, la escena donde el personaje sufre el desarraigo y la perdida de aquel amor que le expone que prefiere ser una loca más suelta (prostituirse) a seguir sufriendo por aquel amor que él nunca va a volver a sentir, momento en el cual Jorge se lamenta y cae al piso desconsoladamente contando sus desdichas, contando que ya le cuesta tocar su guitarra, pensar y hasta ver y el momento del adiós donde el “ángel” le dice que ya es hora de irse y que nada vale siga haciendo él ahí.

El último tango que cantan en la obra “Zorzal” hace que el espectador se vaya impregnado de la melodía de arrabal, salga pensando que quiere un café en algún bar porteño de calle Corrientes y sobre todo que quiere por una vez más escuchar y vivir tanto como el personaje, esa hermosa melodía.

 

Categories: Musicales, Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.