Paredón

Paredón

Ficha

  • Reparto:

    Funciones sábados 21hs
    Teatro Gargantúa: Jorge Newbery 3563

  • Salas:

    Prensa: Te hago la prensa

 

Entre cuatro paredes

Paredón, una comedia dramática y psicótica, encierra seis personajes como pequeñas grandes bombas a punto de estallar en un pent-house del horror con todas las comodidades al alcance de su mano. Parecería que lo tienen todo allí adentro y que están a salvo, juntos, unidos, enlazados y llenos de sus mágicos polvos blancos para sobrevivir encerrados en sus propias burbujas cristalinas y macabras. Todos quieren pertenecer, ser y estar adentro, pero pareciera que lo que realmente desean es salir corriendo y gritando auxilio.

Nina, interpretado por la actriz Romina Malatesta, es una mujer a la que no le falta nada materialmente y no para de caer en su propia decadencia. Está estresada, finge felicidad y control de su vida, y está enredada en su propio consumo y paranoia. Desconfía de su marido, su hija, su personal trainner y su empleada, a quien denigra y humilla permanentemente,  reflejando sus inseguridades y vacío personal.  Romina desempeña una performance muy arriba y enérgica, de estilo grotesco y cómico, que no para un segundo y te mantiene atento toda la obra.

Fernando García Cormick le da vida a Rober, el marido de Nina, un personaje desbordado por todas sus partes, pasado, inquieto pero inmóvil, materialista y soberbio que se apoya en el poder económico y de estatus que cree tener, maltrata a todo su entorno y se muestra fuerte y firme, pero solo sabe agredir. Resalta el personaje muy bien interpretado por Fernando, que refleja perfectamente a un prototipo de hombre con el que es muy fácil haberse topado. Muestra perfectamente en el cuerpo todas sus adicciones y dependencias, y es quien lleva junto con Nina, el ritmo de la obra que no para nunca.

Grace, es la mejor amiga de Nina, llevada a cabo por Sofía D’Afflitto. Un personaje macabro, muy cómico, y sagaz.  Grace solo sabe escupir veneno en cada una de sus frases y movimientos. Se burla de cada uno de los personajes  y evidencia sus carencias y problemas, y no tiene ni un poco de piedad. Parece tranquila y segura, pero teje redes malignas y muy pensadas. La actriz Sofía sabe llevarlo muy bien al personaje, con el peso que tiene en la obra, y agregando el picante perfecto de comedia negra que tiene la obra.

Tomy, el personal trainner, por Miguel Ángel Vigna, es un pobre tipo muy venido a menos que sólo busca pertenecer y encajar en ese nido de víboras que son estos personajes. Es inseguro y genera pena, como si quisiera ser rescatado. Es humillado y objeto de burla. Miguel lo lleva muy bien, lo ridiculiza y lo expone permanentemente frente a los otros personajes, con tintes de comedia.

Mariana Paganini es Vicky, la hija “neo hippie con Osde”. Interpreta muy bien y claramente a  una chica joven que queda atrapada en esa red letal que es su familia, y que solo pretende escapar y mostrarse diferente e independiente, repitiendo frases  que lee en libros Budistas y Naturistas, pero que solo la ridiculizan, ya que parece no comprender su contenido real. Es el único personaje que desea realmente  ser diferente, pero como a todos, es atrapada y devuelta a la burbuja.

Y por último, pero quien primero aparece, es Celia, la empleada doméstica, a quien Andrea Cataldo interpreta genialmente. Andrea lleva las pausas y reflexiones de la obra de manera excelente, es cómica y sensible, es un personaje tremendo, muy bien expuesto por la actriz, que hace un trabajo meticuloso y bárbaro. Celia lo ve todo, lo sufre todo, es sensible, real, se angustia por lo que le toca vivir a ella y a toda la familia para la que trabaja. Es sometida y humillada, pero sabe defenderse y sorprender.

Natalia Paganini escribió y dirigió una obra muy actual y dinámica, con una puesta muy interesante y diferente, que mantiene al espectador atento permanentemente. Con ayuda de Irene Gorelik en la producción y Ariel Barchilón en la supervisión dramatúrgica.

La escenografía de María Rita Rovati realmente ayuda muchísimo a la puesta y a la historia que se cuenta, junto con el vestuario muy bien elegido de Yamila Gentile, y la luces que generan perfectamente los  climas y cambios, de Manuel Mazza. La música original es de Yacaré Manso y Martín Yubro, lo que le da dinamismo a la obra. El diseño gráfico de Sophian de Fiorella Cambareri, la fotografía de Javier Álvarez Gramuglia y la prensa llevada a cabo por Bathaola. Lleva así el grupo teatral Autobombo una obra para no perderse.

Ficha:

Dramaturgia y dirección: Natalia Paganini

Actúan: Fernando García Cormick, Miguel Angel Vigna, Romina Malatesta, Andrea Cataldo, Mariana Paganini, Sofía D´Afflitto

Categories: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.