Parasite (2019)

Parasite (2019)

La decadencia del ser humano llegó hace rato

Luego de que el surcoreano Boon Joon-ho junto a su equipo creativo y técnico (y prefiero hablar del equipo creativo y técnico porque muchas veces pareciera que los laureles se los llevan sólo los directores), lograran cuatro Oscars de la Academia de Hollywood, se ha puesto en boca de muchos, desafiar la exitosa y multipremiada obra del autor anteponiendo antecesoras películas del realizador, como mejores trabajos que la aquí mencionada. Es por ello que trataré de dar cuenta de la magnitud de la obra conquistada por Boon Joon-ho (y su equipo técnico), que otorga enormes demostraciones, de que el proceso de madurez artística del autor, ha llegado a su clímax.

“Parasite”, ha cosechado ni mas ni menos que 128 millones de dólares desde su estreno en Cannes donde obtuvo el unánime premio de la crítica que lo llevó a ganar la Palma de Oro del prestigioso festival.

Hay algo que no todos saben y lo que me significa un dato no menor, es q            ue el director y guionista además de ser cineasta, es sociólogo y político. La verdad es que como cineasta no es necesario ser ni sociólogo ni político para concretar una película como tal, pero el dato trascendente aquí, es que lo es. Mi conclusión al respecto, es que en cierta parte de la cinematografía del autor, existe una diagnósis del capitalismo actual y que convierte a “Parasite”, como aquella obra que como tema principal connota la decadencia total y absoluta del ser humano.

Para llevarlo a cabo, Joon-ho esboza la historia de una holgazana familia de clase media, que encuentra como único trabajo viable, la legitimación de sus profesiones o habilidades por medio del engaño y la mentira, para así inmiscuir poco a poco y de a uno, a todo el marco familiar, en la vida y la propiedad de una ostentosa familia de clase alta.

El universo creado por el autor, no hace más que demostrar escena tras escena, y personaje tras personaje, que todo ser humano que se contextualiza en dicho universo, pertenezca a la clase social que pertenezca (ya sean los que viven apenas abajo de la calle, los que viven ocultos en un submundo, o los ricos que viven sobre la tierra), tienden a la más completa e incondicional decadencia.

Por su parte en “Parasite”, hasta los personajes que no son principales, como el que orina más de una vez en la calle, o como los que se pelean en la misma cuando dos de los protagonistas transcurren por ella dentro del auto, concluyen también en esa mirada madura preexistente en el autor para con la obra mencionada, que conduce a todo el universo diseñado hacia una total y avasallante caducidad. Son todos y cada uno de los personajes elaborados por el autor, los que se delinean a partir de una insoslayable decrepitud.

 

Es por ello que considero que un film como tal, obtiene en primer lugar el Oscar a Mejor Guión Original (porque logra como resultado una inigualable sensación en el espectador, y porque su diseño es probablemente uno de los mejores de los últimos tiempos), y después todos los demás, sin quitarle mérito a ninguno de ellos, pero la verdad es que todo lo que sigue es para que quede asentado como anécdota de la historia de dicha premiación.

Para todos los que piensan que “Parasite” no es la mejor película de Joon-ho (y sin la intención de desafiar a nadie), una gran obra vale por lo que es, y el verdadero proceso de maduración de un artista, a veces, se da en una sóla oportunidad, porque no es fácil denominar parásito a todos nuestros condescendientes, aunque claro está, podrán decir que eso sucede sólo en una película.

 

Desde el 24 de Marzo “Parasite” se encuentra disponible para alquilar en la plataforma Flow.

 

Ficha:

Reparto: Song Kang Ho, Lee Sun Kyung, Cho Yeo-Jeong, Choi Woo-shiik, Park So-dam

y Jung Ji-so.

Dirección: Boon Joon-ho.

Categorías: Cine

Escribe un comentario

Only registered users can comment.