Mi mamá soy yo

Mi mamá soy yo

Ficha

  • Datos de funciones:

    En cartelera

  • Prensa:

    Valeria Franchi

 

Revalidando vínculos

“Mi mamá soy yo” de Luciano Cazaux transcurre en un departamento de la ciudad de Bs. As donde Isabel (abuela), Ana (hija) y Emma (nieta), sacan a relucir sus alegrías y tristezas. Las tres generaciones de esta familia hacen que el espectador se encuentre inmerso de principio a fin en la historia de cada una pero también en los vínculos familiares.

Isabel (Ana Praderío) sufre un importante deterioro cognitivo y acaba de salir del geriátrico, para quedarse en la casa de su hija Ana (Martina Perret), quien se encuentra muy afectada por toda la situación.

Debido a su situación, Isabel se pierde en tiempo y espacio, creyendo que es su propia madre y que su hija, es ella; Ana tras este vaivén emocional se pone en la piel de su madre y de esta forma comprende todo lo que sufrió por los mandatos familiares y porque el desamor la convirtió en la madre que fue con ella, entendió que hipoteco su futuro casándose con su padre para pertenecer y que su propia familia no la dejara fuera.

Isabel es uno de los mejores personajes de la obra, lleva al espectador a reír y llorar de un momento a otro, es quizás quien más ayuda a replantearse la vida y como las personas se vinculan  familiar y afectivamente. Debido a su problema se pierde entre emociones y nombres diciendo verdades que despiertan el enojo, el orgullo y el entendimiento de Ana para con su madre. La relación fracturada entre ellas, llega a un punto en el cual el público puede identificarse y hasta preguntarse si alguna vez buscó entender el pasado que ha hecho a los mayores de cada familia ser como son.

La dulzura de Isabel y su desparpajo en sus historias mantiene todo el tiempo a la sala expectante de  lo que tiene para contar. Emma (Sofía Maluf) es una joven encantadora que con su frescura busca ayudar a que la relación entre las tres sea amena. Si bien llama a su madre por su nombre en lugar de decirle mamá, intenta que ella se dé cuenta de ciertas cuestiones, pero cuando ve que está pasando un mal momento deja su ego de lado para abrazarla y entender que con sus falencias y virtudes saco la casa adelante sin una compañía.

La escenografía de Guillermo Verón acompaña de una manera formidable y con sillas, una mesa y banners que simulan sectores como la cocina o comedor integra todos los sucesos que se dan y le da marco al espectáculo.

“Mi mamá soy yo”,  es una obra emotiva que tiene la cuestión de los vínculos súper presente, hace que todos se pongan en el rol de adolescentes, hijos y abuelos para reflexionar sobre el día a día como también, para darse cuenta que a veces se cargan y callan momentos bajo la ilusión de una vida perfecta para no lastimar a los seres queridos.

La obra deja la moraleja de que en la vida a veces se prejuzga sin saber el trasfondo familiar, pero luego cuando esas piezas se acomodan el darse la mano, el aceptar y comprender hacen que todos terminen tirando para el mismo lado.

Ficha:

Intérpretes: Martina Perret, Ana Praderío, Sofía Maluf

Directores: Luciano Cazaux

Género: Comedia Dramática

Categorías: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.