Lucro cesante

Lucro cesante

Ficha

  • Reparto:

    Bajo en octubre

  • Salas:

    Prensa: Correydile

 

Lucrando

Lucro cesante es una obra de Ana Katz que reaparece en la escena porteña bajo la dirección de Lucía Baya Casal. El hecho teatral es el siguiente y es simple y llano como la pampa o las películas Argentinas rodadas en los setentas y ochentas: tres amigas alquilan una casa en la playa para sus veraniegas vacaciones. Y ya sabemos que alguien inventó las vacaciones y con ellas el mandato moral sobre qué hay que hacer cuando uno se va de vacaciones, qué hay que comer cuando uno se va de vacaciones, qué excesos son inconvenientes en vacaciones, qué cantidad de dinero hay que gastar en vacaciones.  Esa larga oración podría parecerse al infierno. Desde ya, al lado menos divertido del infierno. Ya que apenas se instalan las chicas en su casa los conflictos se suceden en abundancia. Abundantes temas conflictivos perfilan la psique de cada personaje. Así Samantha (Catalina Luchetta) encarna a la miedosa; asì Amanda (Carolina Saade) es la obsesiva; así Wanda (gran tarea de Milena Shifres) es la fiestera. El vínculo del terceto estalla por el deseo social  y monetario de que el disfrute capitalista de hacer nada en otro contexto que no es el cotidiano les brindará  felicidad.

Lucro cesante aborda temáticas jurídicas, sociales y económicas. De eso trata el hecho teatral. El tono es el del relajo, la comedia, la histeria y la exageración y hasta –muy arriesgado proponerlo- la metáfora. Las actuaciones rinden hasta donde el texto les permite y cumplen. La dirección de Lucía Baya Casal desarrolla sin problemas los temas autorales. Lo más gratificante de la obra tal vez sea la certeza de que como sostuvo un gran escritor argentino: “se puede vivir muy bien sin conocer Miami, se puede vivir muy bien sin conocer Mar del Plata”. De la forma en la que se puede vivir muy bien es aprendiendo a soportar el Vacío, como sostiene en la obra una de las chicas mientras invita a sus amigas a relajarse y meditar. ¡Meditemos sobre el vacío, el dinero, los viajes, la felicidad, el arte, la utilidad, el tiempo, el cuerpo! ¡Luego que venga el infierno tan temido, esperemos que sea divertido!  ¡Esperemos que cese el lucro! ¡Esperemos que comience ya la primavera!La figura de Lucro cesante es la siguiente según Wikipedia:” El lucro cesante es una forma de daño patrimonial que consiste en la pérdida de una ganancia legítima o de una utilidad económica por parte de la víctima o sus familiares como consecuencia del daño, y que ésta no se habría producido si el evento dañino no se hubiera verificado. El lucro cesante ocurre cuando hay una pérdida de una perspectiva cierta de beneficio. Por ejemplo, el comerciante cuya mercancía ha sido destruida puede reclamar el precio de la misma, así como el beneficio que habría obtenido. Si bien se admite generalmente la indemnización por lucro cesante, la jurisprudencia suele exigir una carga probatoria mucho mayor, y son mucho más cautelosos a la hora de concederla.”

 

Categories: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.