La yegua muerta

La yegua muerta

Ficha

  • Datos de funciones:

    Funciones: sábados 22.30 hs.
    Duración: 70 minutos
    Centro Cultural de la Cooperación
    Av. Corrientes 1543

  • Prensa:

    Prensa: Caro Alfonso

  • Entradas:

    Entradas por boletería de miércoles a domingos

 

El antimilagro televangelista

El pastor evangélico necesita un milagro. Un manejo poco ético de la limosna lo tiene exiliado en un pueblo argentino perdido con sus tres hijos, preparando su regreso triunfal. Su arma secreta es montar dicho milagro en una filmación tan dudosa como sus arreglos monetarios. La sorpresa: quieren utilizar a una actriz de exagerado dramatismo y gran parecido a Eva Perón como protagonista de una resurrección producto de la imposición de manos del pastor. El delirante plan se verá interrumpido una y otra vez en esta desopilante comedia de Bernardo Cappa de título La yegua muerta.

El escenario de esta farsa es un viejo teatro del mismo pueblo, donde vemos un improvisado set de filmación: cámara, televisión, y hasta un rincón para el sonido, a cargo del hijo discapacitado, que interpreta un teclado. Sus observaciones matizadas por sus taras de habla disimulan quizás que es el personaje más lúcido de este cuadro de locura. Otro hijo, celoso competidor del padre y conservador en su prédica evangelista, orquesta todo el audiovisual de manera volátil, conflictuando con la asistente del teatro, cómplice del engaño. Ella no pierde oportunidad de encandilarse con la actriz que interpreta a Eva, una bailarina exótica y actriz “de método” que gusta de confundirse con su personaje. El cuadro se completa con la otra hija del pastor, más combativa y preocupada por la revolución armada del evangelismo, y el tal Ramírez, un feligrés que aprovecha toda oportunidad de participar del montaje. El pastor, por su parte, juega el ingenioso papel del demagogo silente, aquel que sabe su lugar de privilegio y lo disfraza de promesas de un futuro que, probablemente, jamás vendrá.

En sí, el espectáculo combina crítica a la corrupción eclesiástica evangélica con agudos comentarios sobre la realidad y la pobreza. Sin la necesidad de bajadas de línea y, ante todo, con humor que bordea lo absurdo, la producción de Cappa exhibe las miserias del culto corrompido por interés económico y la explotación de los sectores vulnerables. El elenco encarna, a través de diálogos realistas, esas visiones ruines, y la introducción de la figura femenina central del peronismo en el relato permite dejar al descubierto estas desdichas, hasta proponiendo una suerte de revisionismo sobre la religiosidad y las masas.

Durante sesenta minutos, La yegua muerta explota con ingenio aquel humorismo basado en el instante eterno e incómodo y los contratiempos banales de un set, que a su vez encubre estas conductas tan miserables. Sin duda, una inédita pieza teatral sobre un tema mucho más vigente de lo que parece.

Ficha:

Actúan: Tomas De Jesus, Maia Lancioni, Jorge Prado, Gustavo Sacconi, Daniela Salerno, Cecilia Tognola

Dirección: Bernardo Cappa

Categorías: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.