Había una vez una canción

Había una vez una canción

Ficha

  • Salas:

    Prensa: Varas Otero

 

Historias cantadas, canciones contadas

Con puesta en escena, libro y dirección de Héctor Presa (Personalidad destacada de la cultura, Premio Konex 2001/2011 y Premio María Guerrero 2016), “Había una vez una canción” es una obra musical que hace pasar a chicos y grandes por cuatro momentos claves que casi toda persona tiene en su vida estos son la pereza de llevar algo a cabo, la mala suerte que uno a veces la convierte en optimismo, dudar de todo o casi todo y el amor como fuente vital de la vida misma; esto lo plasma utilizando cuentos nuevos de Héctor Presa ilustrándolo con canciones de Maria Elena Walsh.

Al entrar a la sala niños y adultos son recibidos por un cálido ambiente, con una escenografía sencilla y las gradas repletas de almohadones para sentarse, una atmosfera de cuentos invade el lugar, luego cada parte de la escenografía cobrará vida canción a canción e historia a historia. Los personajes representados por Guillermina Calicchio, Luli Romano Lastra y Brian Goncalvez hacen que los pequeños vayan entendiendo paso a paso los momentos que recorre la obra; bajo una gran interpretación gestual de Luli Romano Lastra, una representación de cada personaje de Brian Goncalvez, y una narración acertada de cada momento de Guillermina Calicchio.

Las canciones en vivo,  interpretadas dulcemente, ayudan  a entender que es la pereza, la mala suerte, la duda y el amor, dejando perplejos a los espectadores más pequeños en algunos momentos y haciendo que ellos mismos aplaudan en cada canción cuando creían que era necesario.

En lo que respecta a la iluminación, el vestuario y la escenografía, las tres cosas se complementan y forman un todo, donde cada elemento representa a los personajes y ayudan a los chiquitos a entender cada pasaje del espectáculo.

Es muy destacable que en esta obra para niños, los personajes nunca salen de de escena, siempre alguno se queda realizando algún relato, baile o interpretación, utilizan todos los elementos que tienen en escena sin producir entradas y salidas bruscas ya que el publico que concurre a ver la obra son niños de entre 3 a 10 años aproximadamente; tanto niños, como adultos se divierten. El momento que más hace reír a los pequeños es la historia del gato perezoso y el que más mantiene al publico atento es la escena final del amor entre una princesa y su enamorado que sube al castillo a vivir con ella; es destacable la interpretación y el caudal vocal de las actrices y el actor como así también, que despiertan en los niños ese deseo de convertir historias en canciones, y canciones en cuentos.

Había una vez una canción es una obra súper recomendable para grandes y chicos,  ya que pasaran un momento ameno, disfrutando las canciones de María Elena Walsh.

Ficha:

Julia Sanchez, Ayelén Perez y Pedro Juarez
( del 5 al 14 de enero y del 2 al 11 de febrero )
Guillermina Calicchio, Luli Romano Lastra y Brian Goncalvez
( del 15 al 31 de enero )
Ornela Ortiz / Valeria Acciaressi, Luciana Lester y Lucas Romero
( del 12 al 28 de febrero)

Puesta en escena y dirección: Héctor Presa

Categories: Infantiles, Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.