Fin de diembre

Fin de diembre

Ficha

  • Reparto:

    Funciones: Viernes a las 20 horas.
    Teatro No Avestruz / Humboldt 1857, CABA

  • Salas:

    Prensa Duche&Zárate

 

La vida no se resuelve

“Año nuevo, vida nueva”, pontificaría una santurrona tía optimista a comienzos de otro enero. Pero la situación de estos tres amigos (y no tanto) dista de ello. La casualidad los encuentra juntos, sin mejor alternativa, en la chacra de uno de ellos, el nacido en cuna de oro, y la llegada de otro de ellos, más dos mujeres con sus propios asuntos, no hace más reverdecer envidias, frustraciones y desteñir nostalgias. Así comienza Fin de Diciembre, de Ricardo Halac, dirigida por Lisandro Laphitz.

Cuatro sillas y mesa ratón de exterior en una alfombra de pasto artificial bastan para perder a la sala en medio de los campos del norte de Buenos Aires. Entre botellas de alcohol y diálogos interrumpidos por la reflexión de los protagonistas, la platea es transportado no solo a estos pagos suntuosos de la clase alta, sino también a las sensaciones vívidas de estos personajes. El éxito, el fracaso, el merecimiento son algunos de los temas que sobrevuelan en este inicio de año, y los contrastes entre los invitados se hacen sentir: el burgués que añora la vida fácil sin obligaciones, el artista fracasado y enamoradizo, el inconforme con el sistema que debió hallar un punto medio, el esforzado que cree merecer más que el otro. Se suman dos personajes femeninos, una acompañante oprimida por su compañero y una hija del cuidador de la chacra, que debe hacerse valer ante los caprichos del hijo del empleador de su padre. Un rejunte de figuras un tanto patéticas, pero a la vez sumamente reconocibles, como un reflejo de quienes estamos presenciando sus miserias.

La tensión pulula por esos pastos de principio a fin de la obra. El espectador suelta algunas carcajadas para desagotar esa angustia que transmiten los actores, y tememos un desenlace trágico a cada exabrupto que nunca llega. El mensaje es sencillo y eficaz: es un fin/principio de año como el de cualquier grupo de amigos o incluso familia. Esa maldita fascinación del ser humano por los números redondos y por lo que empieza y termina nos sirve nuestras desdichas ante la vista de quienes son o han sido importantes en alguna etapa de nuestra vida, y la redención no pasa por un brindis después de las 12 y una fiesta para olvidar los problemas. Empero, lejos de un drama áspero, presenciamos este ritual como una comedia ácida, y de ella aprendemos.

Así, Fin de diciembre es una invitación a mirar un poco para adentro, sobre todo a quienes rondamos (o pasamos) los 30, y buscamos realización por caminos armados que heredamos generación en generación sin cuestionamiento alguno. Se trata de esos entretenimientos inteligentes que, sin proponérselo demasiado, nos obliga a repensarnos, a despertarnos un poco del letargo de algunas decisiones y vínculos por inercia, y a parar el carro antes de que nos motorice la apatía. Un sutil espectáculo teatral.

Ficha:

Actúan:
Gabriel de Coster / Nicolás Mizrahi
Federico Dayan / Santiago Giarini
Rocío Magalí Rivera / Rosario Jaimes

Dirección
Lizardo Laphitz

Categories: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.