El verano

El verano

Ficha

  • Reparto:

    Bajo

  • Salas:

    Prensa: Elias Miguez

 

Alta presión
El aprovechamiento de la sala en su máxima dimensión transforma el cuadro de escena en un lugar verídico, creíble, cotidiano. Con fuertes melodías de música en vivo, la historia comienza tomando color y predispone a la audiencia para lo que viene.
Una virtud fuerte de la historia, es el impacto que genera una atadura, un arrastre o un movimiento brusco que consigue cierta tensión en la sala y despabila los sentidos del público.
La obra representa acción, energía, vibración, y desata locura a su alrededor. Los actores viven sus papeles al límite de sus energías, palpitando sus corridas y transmitiendo sufrimiento y suspenso con cada cuadro.
Con escasos elementos en escena, los protagonistas absorben la total responsabilidad en la transmisión de sensaciones y sentimientos, solo a través de sus voces y la excelente interpretación de un pianista que construye el marco ideal para tamaño despliegue.
La escenografía cubre las expectativas de la historia pero por momentos se generan contradicciones. Pareciera que en ciertas ocasiones el espacio físico es insuficiente para desarrollar tantos ejercicios físicos, sin embargo a los pocos minutos todo se vuelve calmo y pausado, y la sala vuelve a ser inmensa. La iluminación acompaña con ritmo cansino, contrario al vértigo que proponen los actores. Con un marco de intriga y desesperación, los minutos corren en busca del desenlace.
“El verano” se hizo para irrumpir de esas tierras donde nadie quiere nacer. De aquellas cumbres donde nadie osa ir. Desde ese lugar se construye un ambiente oscuro, tétrico, violento y al mismo tiempo poético.
El problema llega a su fin de repente, imprevistamente. Cuando todo parece ser más de lo mismo, el guión termina marcando una vez más la violencia y el vértigo que propone “el verano”.

Ficha:

Intérpretes: Carolina Pitetti y Emiliano Blanco.

Pianista: Lorena Torales

Música: P. Royer, E. Satie, A. Malerba y R. Sciammarella, C. García, M. Nyman y L. Torales.

Textos: W. Shekeaspeare, J. Cortázar y A. Camus.

Diseño de Iluminación: Juan Martínez García.

Diseño Gráfico: Pablo Redondo

Dirección

Elias Miguez

Categories: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.