El Che y yo

El Che y yo

Ficha

  • Reparto:

    Funciones: domingos 19hs
    Mario Bravo 437 - CABA

 

Andanzas, ocaso y tribulaciones de un Revolucionario

El Che y yo transcurre durante las últimas horas del Che en La Higuera, Bolivia, hace exactamente 51 años, cuanto intentó a través de la estrategia del foco guerrillero, instaurar un proceso revolucionario en línea con el impulsado en Cuba por él mismo y Fidel Castro Ruz a fines de la década del 50. En el marco de la Guerra Fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética, la adquisición de políticas de colectivización del producto agrícola y las expropiaciones a nombre del Estado, resultaron inevitables. Pero el contexto boliviano era muy otro en comparación al cubano y el apoyo del campesinado resultaba fundamental. Entre las infiltraciones de inteligencia que el Departamento de Estado yanqui efectuó con eficiencia, ciertos inevitables errores estratégicos y las vicisitudes de un pueblo con demandas complejas y complementarias a las demandas de clase, el proyecto fracasó.

El Che entonces se sabe rodeado y comienza a paladear el final de su vida y de su intento de expandir la revolución a otras latitudes de la región. Esta cuestión es retratada en la obra a través de monólogos en los que Guevara expresa sus sentires y algunos recuerdos de su vida personal que resultó tan atractiva para una juventud interpelada por los cambios de base y las guerras de liberación nacional que algunos Estados del mal llamado Tercer Mundo llevaron adelante.

Y también tiene lugar una extraña aparición, inducimos que por la fiebre y las deplorables condiciones físicas del Revolucionario, que pincha al Che con cuestiones personales y encima lo corre por izquierda: imposible empatizar con ese personaje. Me quedo con el optimismo infinito de Guevara, que sentencia con gran seguridad que en el mismo lugar de su muerte habrá algún día futuros laboratorios, hospitales y educación de calidad, donde solo había miseria. Los aires nuevos de la última década en la región y la caracterización del neoliberalismo como el enemigo común del campo popular, mantienen vigente su legado y su abnegada lucha en pos de la liberación de los pueblos postergados de Latinoamérica y el mundo.

Ficha:
Dramaturgia y dirección: Raúl Garavaglia
Elenco: Laurentino Blanco, Tomás Claudio

Categories: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.