Contemplo la nieve que cae blandamente

Contemplo la nieve que cae blandamente

Ficha

  • Reparto:

    Funciones: sábados a las 18 hs. en el teatro El Tinglado. Mario Bravo 948

  • Salas:

    RSVP: Alfredo Monserrat

 

La nieve marca un encuentro inesperado en Buenos Aires

Corría una tarde fría en Buenos Aires. Era 9 de julio de 2007 y, en el interior de un café porteño, dos hombres de amplia diferencia de edad sostenían una conversación que marcaría sus vidas. Luis, el mayor, era un escritor renombrado, obsesionado por la perfección de su prosa, cuando menos ególatra y aparentemente desinteresado por los demás. Paul, cercano pero respetuoso, es la antítesis del otro; fue él quien planeó este encuentro y ahí, entre el miedo y la ansiedad, empezó la jornada confesando dos verdades a su interlocutor: primero, la admiración que sentía por su literatura y, luego, la rotunda certeza de que Luis era su padre.

Contemplo la nieve que cae blandamente es el título de esta obra teatral escrita por Alberto Drago y dirigida por Eduardo Lamoglia.

Los actores Julio Ordano y Ulises Puiggrós interpretan bellamente a este padre e hijo que hacen de su primer (des)encuentro una lucha de argumentos de altura que solo acentúa más la distancia entre aquellos que pretendían acercarse. A Luis no le interesa sumar un hijo a su vida. Paul necesita atar los cabos de su pasado, reconstruir su identidad, entenderse un poco.

En sintonía con el evento, otro acontecimiento arrollador, natural e inesperado (como el que ocurre en el café) empieza a desarrollarse en las calles de la ciudad: ¡Ha empezado a nevar en Buenos Aires! Aquellos copos blancos, primero pequeños y, luego, cada vez más notorios y blancos, se amontonan blandamente sobre las calles, y dan pie una consecución de diálogos valiosísimos sobre el tango y el arrabal (en referencia al tema Anclao en París, de Carlos Gardel), sobre la belleza, lo inmarcesible y, por último, sobre la soledad.

La producción de Daniel Dee y las impecables iluminación y escenografía, de Sebastián Crasso y Sabrina López respectivamente, completan este estupendo montaje, que resulta imprescindible para todo espectador que busque diálogos inteligentes y actuaciones prolijas pero, sobre todo, que desee acercarse a las contradicciones humanos desde una mirada contrastante pero hermosa.

Ficha:

Actúan Julio Ordano y Ulises Puiggrós

Dirección: Eduardo Lamoglia

Categories: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.