Socavón

Socavón

Ficha

  • Reparto:

    Funciones: viernes a las 21.00 en Nün Teatro Bar - Velasco 419 (finaliza 27/10)

  • Salas:

    Prensa: Debora Lachter

 

Manos autónomas

¿Qué es un socavón? Según el diccionario es un hundimiento que se produce en el suelo, generalmente por haber una corriente subterránea o algún espacio hueco bajo la tierra. Justamente es eso lo que le pasa al protagonista, se abre la tierra bajo sus pies, sin saber cómo ni porque, de pronto su mundo se pone de cabeza.

Un garage… una carpintería… un taller… un lugar en el que este hombre se siente cómodo y puede trabajar, un espacio donde principalmente sus manos son libres; esas manos que según cuenta tienen vida propia, el necesita moverlas, tenerlas en uso, creando constantemente y por lo general no sabe hacia dónde va cada vez que arranca un nuevo proyecto, confiesa que no sabe cómo va a terminar cuando comienza, ya que, de saber, no haría nada.

Su cabeza está bloqueada, confusa, su mujer está muerta y el trata de entender quien la mato, como así también quiere saber quién es el hombre que esta frente a su casa, mirando todo, ese que siente que repite sus palabras y no le saca los ojos de encima. Quiere desenmarañar la historia, pero no le resulta fácil

Este unipersonal de Luis Cano cuenta una historia fuerte y Leo Kreimer, su director, eligió contarla con algo más que palabras, la iluminación es fundamental, los juegos de luces y sombras, indicando los claroscuros del protagonista y de la historia misma. Las diferentes fuentes de luz, los colores, intensidades, lugares de los que parten, los flashes destellantes, todo construye y de alguna manera muestra el interior de esa cabeza atormentada.

Su protagonista es Nacho De Santis, quien hace un trabajo impecable. Es intenso, profundo, va al hueso de este personaje, le pone el cuerpo y alma, logra una composición integra, solida, descarnada, un logro sin fisuras.

El trabajo conjunto de Leo y Nacho dejan expuesta la laberíntica mente de este hombre que no sabe bien por dónde ir, no entiende que está pasando, lo único que sabe es que no puede parar y a medida que habla solo ¿solo? hace, construye, no sabe que, no sabemos que, solo avanza, de manera casi autómata.

Un espectáculo cabal, consistente, intenso, que no da respiro y provoca más de un sobresalto en la platea, donde se nota la comunión directora/actor, ya que de otra manera no se podría lograr esta puesta.

El construye algo que puede cambiar el rumbo de todo, pero no sabe que es ni para que lo va a usar, porque de ser así, no hubiera empezado.

Ficha:

Nacho De Santis / Actor

Leo Kreimer / Director

Luis Cano / Dramaturgia

 

Categories: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.