Sabor a Freud

Sabor a Freud

Ficha

  • Reparto:

    Funciones: sábados 21 HS
    Boedo XXI
    Av. Boedo 853

 

El corazón tiene razones que la razón no entiende

Lucía acude al Dr. Kovacs, el psicoanalista más solicitado de Buenos Aires para tratar de deshacerse de su otra yo: Dolores Durán, una sensual cantante de boleros. Ambas personalidades se seducen y los roles terminan invirtiéndose. El poco complaciente Dr Kovacs poco a poco va soltándose, dejando que aflore su pasión oculta y reprimida: cantar boleros. Lucía, en cambio, logra soltar mandatos y posicionarse como una mujer más decidida y segura de si misma.

Destaca en esta obra el papel actoral del elenco. Susana Fernández y Roberto Bobe deslumbran por la química que se genera entre ambos y, también, por la complicidad que logran construir con el público sin llegar a romper la cuarta pared.

En cuanto a la puesta en escena, puede afirmarse que, menos es más. El modesto consultorio del Dr. Kovacs dispone solamente de un diván, un perchero y la omnipresente presencia de Freud. En este sentido, los técnicos de sonido e iluminación hacen un gran trabajo. El uso de algunas escenas épicas de la película Casablanca o Psicosis como fondo usadas en simultáneo durante algunos momentos clave de la trama son un gran acierto. La intensidad de las luces al abrir y cerrarse puertas o cuando llama Freud, son otros recursos bien implementados que hacen de esta obra una sesión de psicoanálisis inolvidable.

Eros y Tánatos, pulsión de vida y pulsión de muerte, psicoanálisis y boleros. Sabor a Freud de José Pablo Feinmann es una obra sobre el amor y el odio, con guiños a clásicos del cine y a la música romántica, que entretiene de principio a fin.

Ficha

Puesta y dirección: Jorge Vigetti

Actúan: Susana Fernández y Roberto Bobe

 

Categories: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.