Los sirvientes

Los sirvientes

Ficha

  • Reparto:

    Teatro del Pueblo, Av. Pres. Roque Sáenz Peña 943.
    Funciones: domingos 18hs

  • Salas:

    Prensa: Silvina Pizarro

 

Una mirada introspectiva sobre nuestro pasado reciente

¿Qué pasaría si muere el general? ¿Quién se haría cargo del destino de sus sirvientes, de los ciudadanos de nuestro país? ¿Acaso la muerte de este padre fue el comienzo de una decadencia total? Algunas de estas preguntas trazan la puesta en escena de Los sirvientes, llevada a cabo por el director Andrés Bazzallo, acerca del texto, del mismo nombre, de la autora Adriana Tursi.
La historia que se delinea a partir del momento en que entramos en la sala es la de unos sirvientes y la distribución de poder entre estos y en sus relaciones. Como si fuera un homenaje a la Babilonia de Armando Discépolo, toda la acción dramática se desarrolla en el ala de servicio, en ese sitio donde los oprimidos se encuentran y algunos juegan a ser opresores de sus pares. Pero esto no termina acá, desde ese reducto lugar se escuchan ecos de algo más grande que nos ubica donde estamos. El general ha muerto y el país está en manos de la Señora e, indirectamente, del Ministro. Perón, Isabel y López Rega vienen a la cabeza de los espectadores, reconociendo que, como sucedió en la realidad, en la ficción no queda más que esperar que acontezca con rapidez lo que la llegada del mismo General en Ezeiza había esbozado. A partir de ese momento, estos sirvientes, que escuchan, pero que no recuerdan lo dicho; que silencian, y que acompañan en la bonanza y las desgracias, empiezan a sufrir las consecuencias del Ministro al poder y las angustias y presiones de Ia Señora. Sin dudarlo, estas emanaciones y lo que sucede con ellos, dentro y fuera de ese espacio en el que se cruzan, se convierte en una metáfora de lo que está ocurriendo en el país.
La dramatización de este poderoso relato se construye sobre las precisas y eficaces actuaciones de Luciana Bava, Marcelo Bucossi, Laura Montes de Oca, Soledad Rodríguez, Elida Schinocca y Fito Yanelli, que nos hacen ver las diferentes aristas de cada personaje, desapareciendo la posibilidad maniquea de buenos o malos. Asimismo, su accionar y desplazamiento lineal a través de la particular sala Teatro Abierto, es acompañado por una iluminación, a cargo de de Fabián Molina Candela, que asiste las situaciones a las que se exponen constantemente estos seres que intentan salir lo menos lastimados posibles de los terremotos políticos .Igualmente, es de destacar la música que construye el fuera de escena, el cual transforma íntegramente lo que sucede delante del espectador. Los sonidos de las fiestas en los salones y los himnos lúgubres de la otra parte de la casa, que sólo se nombra, se convierten en los detonadores del ocaso de las relaciones entre el personal, señalando quienes son los que realmente tienen ahora el poder.
Innegablemente, esta puesta en escena se presenta desde un punto de vista histórico atrayente, es la voz de lo que no suelen tener voz la que cuenta lo que sucede. Son las voces de esos descamisados que invitan a repensar la figura de Isabel Perón, y a mirar el mundo íntimo de los poderosos desde la contemplación de sus trabajadores más cercanos, que, a veces, parecen ser su familia no reconocida.

Ficha:

Ficha Técnica: Autor: Adriana Tursi; Intérpretes: Luciana Bava (Estela), Marcelo Bucossi (José), Laura Montes de Oca (Antonia), Soledad Rodríguez (Carmen), Élida Schinocca (Aurora), Fito Yannelli (Juan), Vestuario:   Adriana Dicaprio;Iluminación: Fabián Molina Candela; Fotos: Alejandro Baccarat; Video – tráiler: Lucio Bazzalo; Diseño: Mariano Falcón; Asistencia de dirección: Ariel Nesterczuk; Dirección: Andrés Bazzalo

 

Categories: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.