La verdadera Cenicienta

La verdadera Cenicienta

Ficha

  • Reparto:

    Desde el 1 de octubre, todos los domingos a las 11.30 hs. en el auditorio Astor Piazzolla del Centro Cultural Borges, Viamonte 525, CABA. Entradas $ 300 a través de
    hwww.plateanet.com, al 5236 3000 o en boletería de lunes a sábados de 10 a 21hs. y domingos de 11 a 21 hs.

  • Salas:

    Prensa: Carolina Alfonso

 

Revisionismo histriónico

Se sabe que, cuando Jorge de la Vega y Ernesto Acher, dos eximios músicos y humoristas cuya fama les precede, se traen algo entre manos, la risa está a la orden del día. Más que recordado es su espectáculo Los animales de la música, una orquesta sinfónica al servicio de la carcajada y didáctico proceder sobre canciones y melodías clásicas del mundo zoológico. Retrucando la partida, estos dos jovencitos de tercera edad volvieron por más, y esta vez se visten de cuentacuentos. Pero no se trata de aquellas fábulas con las que fuimos engañados de niños; es, en cambio, la deliciosa oportunidad de que chicos y adultos nos descostillemos ante la historia de La verdadera Cenicienta, cuento sinfónico para cuarteto de cuerdas, teclado, flauta traversa y clarinete.

Cinco músicos en escena más nuestros dos maestros de ceremonia, también intérpretes, rescatan un género cuyo ejemplo paradigmático es el de Pedro y el lobo. Bajo lo misma premisa, cada uno de los instrumentos personifica, con un motivo acorde, a los protagonistas de la historia. Con impecable vocación docente y risueña calidez, Acher y de la Vega nos presentan cada uno de los instrumentos, adosan algún que otra anécdota amable y se encargan de fijar en la platea las melodías asociadas a cada personaje, algunos de los cuales requieren la hilarante intervención actoral de ellos, para dar comienzo al relato. Así, mediante diferentes carteles que separan, apagón mediante, cada cuadro, nos introducimos de lleno al relato.

La deliciosa pluma de estos maestros, tanto en lo musical como en lo narrativo, hace que una amena rescritura del clásico infantil se plague de humor y guiños para pequeños y grandes. Descubrimos que la Cenicienta no es quien dice ser, que el príncipe encantador de la historia es verdaderamente un adolescente malcriado amante de la parranda y que la madrastra malvada es un personaje prácticamente salido de la clásica Tía Vicenta, con ridículas pretensiones de ascenso social, psicoanalizada por espejos “encantados” y asistida por inexpertas hadas avejentadas.  La amalgama perfecta entre una partitura exquisita y un texto sencillo y bien relatado hace estragos en el reino del “Había una vez…”, para maravillar y divertir a la concurrencia.

Ernesto Acher y Jorge de la Vega son dos nobles artistas del panorama latinoamericano que llevan una labor artesanal forjando música que sea tan divertida como educativa. Da gusto rencontrarse con estos dos clásicos y ver las manos de los compositores intactas, las miradas pícaras y cómplices, afiladas, y la voluntad de seguir entreteniendo tan vigente como siempre. La única advertencia válida para asistir a este imperdible espectáculo es la de que adultos y niños se confundirán entre risas y asombro, y no habrá forma de precisar quien de los dos se reirá más fuerte o aprenderá más de dicha joyita teatral.

Ficha:

Con: Ernesto Acher y Jorge de la Vega

Categories: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.