La ira de Narciso

La ira de Narciso

Ficha

  • Reparto:

    Funciones: jueves y viernes 20.30 h
    TIMBRe4 | México 3554

  • Salas:

    Prensa: Marisol Cambre

 

¿Quién es quién?

Un hombre llega a Liubliana (capital de Eslovenia) invitado para dar una conferencia sobre el mito de Narciso y su relación con el arte. Se hospeda en la habitación de un hotel donde descubre un misterio que lo atrapa. Ya instalado allí, conoce a un joven atractivo que llega a su vida para hacerle vivir una semana completamente diferente a lo imaginado.

La particularidad de La ira de Narciso es que es el mismo autor quien cuenta la historia … o será un actor el que habla por el autor?. Sergio Blanco es quien escribe esta pieza, uruguayo de origen pero con muchos años de estadía en Francia que, junto a obras anteriores como Tebas Land y Ostia, viene trabajando en la línea de la autoficción. Un género que transpasó la literatura para ocupar un lugar en el teatro y que propone un tipo de relato donde el autor es también el narrador, y al mismo tiempo es el personaje principal. Se producen cruces, mezclas, ensambles ente la ficción y la realidad, donde ya no se puede visualizar el límite entre lo real de quien escribe y lo que puede imaginar.

Gerardo Otero le da vida a este “personaje-autor” con una actuación muy sólida y convincente, manteniendo la energía y la tensión durante todo el espectáculo. Sabe aprovechar los espacios de intercambio entre los diferentes recursos –actuación / mediáticos – para establecer pausas sin decaer. Produce intriga y sin lugar a dudas, muchos se van pensando “quién es realmente este tipo?”.

Una historia que atrapa, un actor que transita cómodamente el texto, una escenografía acertada y el acompañamiento multimedia que completa el universo de la ficción. Todo se entrelaza para hacer de La ira de Narciso un espectáculo interesante, que atrapa al espectador y que sorprende hacia el final.

Ficha:

De Sergio Blanco, dirección de Corina Fiorillo y actuación de Gerardo Otero

Categories: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.