Ensayo sobre la peste

Ensayo sobre la peste

Ficha

  • Reparto:

    Funciones: domingos a las 20.30
    Teatro Del Abasto (Humahuaca 3549)

  • Salas:

    Prensa: Duche Zarate

 

De orígenes y finales

Esta obra de Alejandro Tantanian, nos habla desde su título de una peste y contrariamente a lo que podríamos llegar a imaginar, la escena se plantea pulcra y hasta elegante, puede ser una oficina decorada de rojo, donde todo está muy ordenado y lo único que desentona es un alambre de púas enroscado. Cada pieza, cada elemento irá cobrando sentido con el correr de los minutos, cada cosa irá hablando.

Su  protagonista, Cruz Zaikoski, está a tono, elegantemente arreglado. Está solo en escena y se mueve en ella con gracilidad, aportando de su cosecha a este texto al que hay que prestarle especial atención para poder empaparse, juega, pone literalmente el cuerpo a la situación; la palabra y el movimiento se apoyan, se refuerzan, se afirman. Igualmente decir que está solo, es quizá un poco pobre, ya que el espectador es sutilmente interpelado para ser parte, todo el tiempo.

La historia es un continuum, un terminar y recomenzar o quizá un no terminar y no recomenzar, un circulo permanente entre el estar y no, la vida y la muerte, la historia de la humanidad que se resignifica, que no para, que avanza a pesar de todo… aquello que las personas hacen para que esto ocurra o no, que tan conscientes y responsables son los seres humanos del devenir del tiempo y la existencia. Pero más allá de todo, siempre hay una luz en el camino.

Pero no hay que olvidar que todo esto se trata de un ensayo… este hombre por un lado habla y por otro no deja de ensayar, el espectáculo en si podría tal como lo que se cuenta, ser ese continuum, es como las “Manos dibujándose a sí mismas” de Escher.

Más allá de todo, esta es una simple y parcial interpretación, de un espectáculo que por momentos, puede ser críptico, cosa que da lugar a la polisemia, donde cada uno completará con su propio bagaje.

Ensayo sobre la peste, es sin dudas, mucho más que las patas de una mosca, pegadas a la mejilla del hombre, es tal como en algún momento el mismo texto dice, un espacio vacío.

Ficha:

Dirección y puesta en escena: Juan Carlos Fontana
Protagonista: Cruz Zaikoski

 

Categories: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.