Fanny y el almirante

Fanny y el almirante

Ficha

  • Reparto:

    Funciones: jueves a las 21hs
    Teatro La Máscara
    Dirección: Piedras 736

  • Salas:

    Prensa: Simkin & Franco

 

Una locura que no cesa.

Una obra fuerte, intensa, que logra reflejar el espíritu tenebroso de un capítulo oscuro de nuestra historia; parte de esta lucha de clases que muta, se recoge y rebrota y cuyo final aún hoy no podemos vislumbrar.

Plena Revolución Libertadora, tiempos de proscripción del peronismo, Perón, Evita, y cualquier evocación posible a sus personas, sus nombres o su recuerdo;  ‘Fanny y el Almirante’ relata  un encuentro imaginario entre el Almirante Rojas, vicepresidente de facto y Fanny Navarro, joven actriz, muy bella, ferviente colaboradora y devota de Eva.

El Almirante, que comparte un aire de la temible maldad de Hans Landa de Inglourious Basterds, es un ser grotesco que combina una atroz crueldad con un delirado goce por el arte. Dueño de una ambición desbordada y una razón que se ha perdido hace mucho y se ha embotado aún más al acceder al poder, manifiesta sin embargo una debilidad: se siente atraído por esa muchacha cuyas convicciones no se han perdido ni habiendo quedado sin trabajo, ni aún pasando hambre, ni aún estando en un delicado estado de salud mental ella también, pero de una manera muy diferente: poniendo en riesgo su vida al evocar en cada respiración a aquella quien fuera su guía. Acaso se juega en la fascinación que él demuestra ante la presencia de la joven, algo del atractivo temeroso que parecen tener las clases altas por las bajas como si hallaran un cierto erotismo en esos seres que resisten al sometimiento.

La obra goza de un maravilloso poder de síntesis que profundiza su potencia. Cuatro personajes: el Almirante, un marino que lo asiste casi como un esclavo, Fanny y su madre. Suficientes para pintar completamente el cuadro: el país tomado por el golpe,  el marino que sabe que puede morir si desobedece, la joven que se resiste a callar, la madre que suplica que lo haga. La escenografía logra  resolver  eficazmente los espacios que representa y su color gris, junto con las luces tenues acentúan la oscuridad de los eventos. El vestuario es simple y justo.

Los cuatro actores se destacan;  las caracterizaciones, la precisión en sus cuerpos, en la voz. Menciono  especialmente a Luis Longhi porque su personaje exige mucho, y él lo da. También por la elaboración de la dramaturgia, atravesada por Antígona Velez, que sigue teniendo mucho que decir. El final, inimaginable.

Ficha:

Dramaturgia: Luis Longhi

Dirección: Tatiana Santana

Actúan: Luis Longhi, Rosario Albornoz, Karina Antonelli, Lalo Moro.

Categories: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.