En el columpio

En el columpio

Ficha

  • Reparto:

    Funciones: Jueves 21horas
    El estepario
    Medrano 484

  • Salas:

    Prensa: De boca en boca

 

Mecerse, moverse, o dejarlo quieto

Nacer, crecer, comer, salir, enamorase, odiar, amar, desear, vivir en un solo y mismo lugar, siempre. La misma cuadra, la misma plaza, el mismo almacén, la misma gente. Un pueblo. Un solo pueblo. Uno solo con el pueblo. Uno. Solo.

Berreta es un pueblo alejado, donde conviven día tras día, haciendo exactamente lo mismo los tres protagonistas.

Marita, el personaje de la actriz Catalina Collardin, es una mujer joven que se siente ya se su última etapa, como si fuera mayor de lo que es. Aferrada a sus costumbres y a su lugar. Una mujer poética, sencilla, dejada y muy sensible. Ella enfrenta todos los días que parecen nublados e iguales, su realidad y lo que le queda. Detrás de su aspecto rudo, se esconde una mujer que soñaba con ser madre, de instinto protector. A Marita la abandonaron. “A mí me cagan una sola vez”, dice, mientras grita por dentro. Ella ama a su hermano. Ella conoce esa vida. Ella la defenderá para siempre. Catalina, una actriz muy sólida, aborda a Marita y la transpira. Con una interpretación hermosa, una mirada atravesadora y un compromiso total con lo que se cuenta.

Gastón Filgueira Oria es Rubén, un hombrecito suave, dulce y tímido, hermano de Marita. Rubén es un poco inseguro, pero sueña con ser feliz, se muestra como es y cree en el amor. Es puro amor. Está cansado, enamorado en silencio, y no para de callar y callar sus sentimientos y frustraciones. Y parece estar detenido, cuando solo quisiera salir corriendo del pueblo. Pero no solo, no. Él busca compañía, él sabe a quién quiere, pero es rechazado. Sube al puente. “Se me está haciendo cuesta arriba, Marita”. ¿Saltar o seguir?. Gastón, un actor fresco que se pone la piel de Rubén y lo hace brillar. Dan ganas de levantarse de la butaca del hermoso Estepario y abrazarlo fuerte.  Te regala su corazón.

Nelly, la chica soñadora y pícara, bien de barrio, bien dulce, ella es interpretada por Viviana Ghizzoni. Es vivaz, auténtica, y sólo piensa en irse lo más lejos de Berreta, el pueblo que la tiene atrapada como vieja telaraña. Es joven,  se siente joven, y sabe que la muerte acecha en cada esquina del pueblo. Quiere a sus amigos, pero sabe que solo es triste allí. Tiene el corazón recién roto, pero cree en el amor; siempre y cuando esté fuera del pueblo. Viviana es envuelta por Nelly, en una muy linda interpretación, muy tierna, enérgica y con un ritmo que no permite que la dejes de mirar.

Los tres actores se destacan en esta hermosa y melancólica obra de Micaela Fariña, quien también la dirige, haciendo un trabajo hermoso que deja al espectador muy sensibilizado, aún varias horas después de verla. La obra te deja reflexionando. Te involucrás, te replanteás, y hasta llorás un poco. Una puesta simple, que es lo que ayuda mucho para contar esta historia, junto con una escenografía visualmente efectiva y un vestuario perfectamente acorde.

No dejen de  ver este cuento que no es cuento, sino más que la realidad de vivir, de intentar y ser humanos.

Ficha:

Actúan: Catalina Collardin, Viviana Ghizzoni y Gastón Filgueira Oria.

Dramaturgia y Dirección: Micaela Fariña

Categories: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.