Tonolec

Tonolec

Ficha

  • Salas:

    Prensa: Eduardo Gazzaniga

 

Reivindicar las raíces ancestrales

El pasado viernes 30 de noviembre, Tonolec se presentó por primera vez en el Centro Cultural San Isidro. Luego de un año cargado de proyectos personales que tanto Charo Bogarín como Diego Pérez mantienen en paralelo a Tonolec (La Charo, por un lado, en su faceta solista, y Nación Ekeko, por el otro, el trío del cual es parte Diego Pérez), el dúo brindó un concierto en donde se tocaron clásicos de toda la carrera musical de Tonolec que ya lleva 18 años arriba de los escenarios

Para comenzar, se deleitó al público presente con Qué he sacado con quererte de Violeta Parra y El camalotal de Teresa Parodi. No fue casual que eligieran a estas dos cantautoras para dar inicio al espectáculo, ya que momentos luego, Charo Bogarín se encargó de reivindicar a las mujeres que este año han brindado una lucha gigante en el Congreso y, sobre todo, a las mujeres Qom que han luchado y siguen luchando para mantener vigentes su cultura. Por ello, a continuación, interpretó Ipiagai que en lenguaje qom significa ‘‘la cazadora’’.  De mis orillas a vos, Orerú y Toque mita en idioma guaraní, fueron otras de las canciones que sonaron en la noche.

Tonolec es música electrónica fusionada con instrumentos y elementos de las raíces ancestrales. Es la integración de muchas culturas en un sonido musical único. La riqueza del dúo está justamente en la suma de todos los aspectos culturales de nuestra tierra. Por ello, el sonido tan particular de Tonolec busca profundizar en los pueblos originarios. Para ellos, en palabros de Charo, ser artista es tomar con responsabilidad la disciplina que aplicamos y desarrollamos, en clara referencia a Tierra Quebrada dedicada a las madres de Plaza de Mayo, canción que intenta transformar el dolor en algo luminoso. La propia Charo Bogarín es hija de un desaparecido. Su impresionante voz es el grito de todos aquellos que no están.

Para finalizar, el dúo continuó tocando So cayolec (mi caballito), El cosechero, Ay corazoncito, Cactus (de Gustavo Cerati), La espina, Mujer cántaro niño y, por último, una canción que ya se ha transformado en un himno para todas las culturas originarias: Indio Toba. Fiel a su estilo descontracturado y humilde, tanto Charo como Diego se reunieron puertas afuera con el público para firmar autógrafos, sacarse fotos y conversar con los allí presentes.

Categories: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.