Tocando al frente. Un viaje a Argentina

Tocando al frente. Un viaje a Argentina

Ficha

  • Reparto:

    Funciones: Jueves y viernes 21hs (hasta el 12/10)
    Teatro El Vitral. Rodriguez Peña 344

    Domingo 23/9, 19 y 21hs. Teatrino de la Trapalandia. Colón 149. Río Cuarto, Córdoba.

    Sábado 6/10, 21.30hs. Teatro Auditorio (A.F.S.B), La Rioja 2758, San bernardo, partido de la Costa.

 

Algo más que la punta del iceberg

Hay algo, un intangible, un sentimiento, una sensación, que de manera permanente traza puentes invisibles entre Argentina y España, podemos pensarlo en antepasados, raíces, puntos de contacto, similitudes en ciertas cosas… podría seguir enumerando, pero sin dudas existe ese “no sé que”, responsable de lazos eternamente renovables.

Quizá sea eso, lo que trajo al actor español Llorenç González a estas tierras, las que casualmente dieron origen al espectáculo en cuestión. Hace algunos años vino un mes de visita y la experiencia le resulto tan movilizante, que, al retornar a su país, escribió un unipersonal contando su viaje; después de realizar funciones en su tierra catalana, decidió que estaba listo para contarnos su historia a nosotros.

Si bien el título advierte sobre un viaje a Argentina, definitivamente el espectáculo es mucho más que eso, de hecho, me atrevo a decir que son varios viajes cruzados, que se conjugan, se unen, se mezclan, cada uno de ellos descubre, potencia y alimenta a los demás. ¿Cuáles son esos viajes?  un viaje al interior del viajante, otro al destino que cada espectador elija, uno más al interior de quienes están presentes en la sala, claramente por Argentina (los… el de Llorenç y el que hacen quienes están escuchando) y por supuesto el que se genera el teatro, porque puedo asegurar que el espectáculo en sí, es un viaje compartido.

Llorenç en aquel momento recorrió varios lugares, tanto Buenos Aires, como el Norte y la Patagonia, este recorrido dejo huella y eso es lo que su monologo cuenta y canta, si canta, porque no solo se vale de su palabra, sino que lo acompañan una guitarra y un puñado de canciones (algunas compuestas por el mismo) que tienen un significado especial, que simbolizan alguna vivencia.

Él no se encuentra solo en el escenario, Ariela Kantor lo acompaña al piano y con algunas intervenciones que sirven para contar la historia, además de ser una deliciosa ejecutora, se la ve muy divertida en escena.

El relato es una amalgama entre poner en situación respecto al lugar, contar donde se encuentra cada sitio, como es, características del mismo, a fin que el espectador pueda ubicarse perfectamente conozca o no y compartir todo lo que él vivió en el lugar, que le paso, que sintió a cada momento. Incluso algunos sitios lo invitaron a llenar las hojas de sus cuadernos con cuentos, los que generosamente comparte con el público.

En lo que respecta a la puesta, es simple… una vez alguien me dijo “siempre es bueno tener un espectáculo que entre en una valija” y este es el caso, cuenta con los elementos necesarios para contar, libros, cuadernos, un perchero con diferentes prendas que irá cambiando en relación al lugar que evoque y un bello cielo. La puesta de luces aporta calidez y ayuda a jerarquizar las diferentes partes del relato y este último es anclado con proyecciones de los sitios que van siendo mencionados, las imágenes al servicio del cuento.

Este artista usa la obra como excusa para abrir su alma, para liberar su interior, para mostrar algo más de lo que se puede ver en una serie o una nota, es una catarsis que sale desde lo más profundo y vuela, cobra vida.

Un espectáculo que genera empatía e identificación, todos aquellos que disfrutan de viajar, podrán verse reflejados en sus palabras, también nos invita a pensar desde otra perspectiva en los hermosos lugares que Argentina nos ofrece de manera permanente, a verlos con una mirada más blanda y permeable; quienes no son ávidos viajeros, también pueden disfrutar de Tocando al frente, porque más allá del viaje en sí, se habla de la vida.

Un unipersonal que nos visita desde la “madre patria” y sorprende, pone un stop en la vorágine cotidiana y nos invita a ver la vida de otra manera, esa que muchas veces nos planteamos y por la locura diaria nos alejamos. Realmente una perlita en nuestra cartelera, vale la pena compartir este camino.

Ficha:

Con: Llorenç González

Ariela Kantor (piano)

Dirección: Iñigo Asiain / Llorenç González

Música original: Txema Cariñena / Llorenç González

Diseño de luces: Lola Borroso

Proyecciones: Merche Magro

Producción ejecutiva: Noelia Covello / Valeria Covello

Categories: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.