The Rocky Horror Show

The Rocky Horror Show

Ficha

  • Reparto:

    Funciones: martes 21.15 hs
    Teatro Maipo
    Esmeralda 443

  • Salas:

    Prensa: Marcelo Boccia

 

De la cabeza quedas

Una noche de tormenta, un páramo alejado de todo, un auto que intenta sortear las inclemencias del tiempo, una rueda que se picha y allí dentro, Brad (Walter Bruno) y Janet (Sofía Rangone), una joven y amorosa pareja, no saben que hacer. De pronto deciden ir a buscar ayuda a un castillo por el que pasaron hace solo un rato, cuando lleguen, se encontraran con algo nunca imaginado por ellos.

Las puertas se abren y un extraño grupo de seres, los recibe, asi conocerán a Riff Raff (Federico Coates), Magenta (Florencia Benítez), Columbia (Micaela Pierani Mendez) y los fantasmas que circulan por ahí. Vivirán con ellos una serie de hechos ineditos, que los estremecen y atraen a la vez, todo es muy raro en ese lugar.

Lo que estos inocentes jóvenes, no creyeron, es que la exentricidad que tenían frente a sus ojos, pudiera incrementarse, sin embargo, eso ocurre cuando llega el dueño del lugar, el científico Frank N. Furter (Roberto Peloni) al que si algo le faltaba para llamar su atención, es travesti, uno muy glamoroso y extremadamente… “amoroso”.

Esa noche, no es cualquier noche, es especial, Furter, presentara a su ultimo y más codiciado invento: Rocky (Ignacio Pérez Cortes) un Adonis hecho a su gusto y piacere, por y para la ciencia.

Esto desatara una serie de eventos alocados, en los que aparecerán también Eddie y el Dr. Scott (Maia Contreras), que cambiaría sus destinos (¿y por qué no del planeta? ¿Y por qué no del universo?) para siempre.

Realmente ir a ver este musical, es entrar en una fiesta, con solo decir que junto con el programa de mano, se invita al público a participar constante a través de  una guía interactiva de la obra (la cual también se puede ver en su fan page), ya se puede vislumbrar que va a vivir allí.

En lo que respecta a la puesta de Andie Say, realmente crea un mundo en el que cada detalle construye, con la magnífica escenografía móvil, la puesta de luces, la interacción de los artistas y el hecho de lograr que cada uno de lo mejor de sí, hay una mirada integradora que fusiona elementos y logra un gran resultado.

Alejandro Lavallen, se ocupa de la puesta coreográfica, diseño movimientos divertidos y apropiados, cada personaje expresa su personalidad y estado, genera un gran ensamble general.

Por su parte, la orquesta en vivo, lo tiene a Mariano Cantarini al frente, en la dirección musical. Los músicos aportan al clima, suman intensidad al desarrollo de la historia, el vivo es un gran aporte sin dudas. La banda está compuesta por: Mariano Cantarina (dirección y guitarra), Tomas Horenstein (piano), Martin lozano (bajo), Jorge Giorno (batería) y Agustin Konsol (teclado).

Marcelo Koltiar ha hecho un gran trabajo, adaptando el libro y las letras, cosa que no es simple, teniendo en cuenta que el origen de todo es una película de culto, estrenada en 1975, por lo que hay que ser cuidadoso a la hora de versionar.

Que falta? Los interpretes claro! Cada uno de ellos, logra muy bien el personaje que le ha tocado en suerte; los fantasmas, que enmarcan toda la historia, conforman un ensamble sólido y amalgamado.

Los dos personajes de Maia, están muy bien diferenciados uno del otro, hay un trabajo detallado para dotar a cada uno de una personalidad singular, lo que si coincide es su destacada voz.

Rocky cobra vida gracias a Ignacio Pérez Cortes, quien le imprime a ese cuerpo esculpido, una cuota de ternura e inocencia propias de un niño, cosa entendible, ya que este ser, acaba de nacer. Una melange entre la dulzura y la sensualidad.

La pareja que entra sin querer a este mundo cuasi lisérgico. Walter y Sofía, se complementan muy bien, ambos van creciendo a lo largo del espectáculo, sus personajes cambian y eso se puede ver claramente. Muy bueno el nivel vocal de ambos.

Una de las chicas de Frank, Columbia (Mica), un trabajo hermoso, simpática, fresca, canta, baila, se divierte, sin dudas uno de sus mejores trabajos y una de las que más resalta en este musical.

La otra chica Florencia, construye una Magenta diferente a la del imaginario, que si bien tiene todas las características del personaje, le suma una cuota de delicadeza vocal y kinésica, muy propios de Benítez.

Fede Coates… uno de los personajes más atractivos en esta puesta, esta impecable en su rol, es hipnótico, hasta los momentos en que está en segundo plano, resalta; muy bien logrado este Riff Raff tanto en lo vocal, como lo coreográfico y lo interpretativo, realmente destacable.

Para cerrar… cuando toda la vida se sueña con un personaje y a eso se le suma que la mayor parte de la gente dice que esa persona es ideal para el rol, poder hacerlo es cumplir un sueño y seguramente esto acarrea una gran responsabilidad para con uno mismo. Este, estimo, es el contexto en el que Roberto Peloni atravesó mientras preparaba y estrenaba a su “travesti dulce”.  Su construcción de este personaje, está a la altura de las circunstancias, un trabajo integralmente excelente, cada detalle está orientado a que Furter… sea Furter. Un galardón más para este artista.

Un espectáculo que vale la pena ver, algo diferente en la escena porteña. Un consejo para futuros espectadores: antes de asistir a la función, vean la guía de participación en la fan page del espectáculo, para poder ser parte del show y colaborar para que The Rocky Horror Show, no deje de ser una fiesta.

Ficha:

Con: Roberto Peloni, Florencia Benitez, Federico Coates, Walter Bruno, Sofia Rangone, Ignacio Perez Cortes, Mica Pierani Mendez, Maia Contreras.
Ensamble: Luli Muiño, Lucas gentili, Facundo Magrane, Mariano Condoluci, Julia Tozzi, Mercedes Vivanco, Federico Fedele.

Musicos: Mariano Cantarini, Martin Lozano, Jorge Giorno. Agustin Konsol y Tomas Horenstein

Dirección General: Andie Say
Dirección musical y vocal: Mariano Cantarini
Coreografías: Alejandro Lavallen
Adaptación libro y letras: Marcelo Kotliar

Categories: Musicales, Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.