Pelonintensivo

Pelonintensivo

Ficha

  • Reparto:

    Funciones: Miércoles 21:00 y Viernes 23:30
    Entradas: desde $250
    Maipo Kabaret - Esmeralda 443

  • Salas:

    Prensa: BMZ

 

El es Roberto Peloni

Cuando un actor se anima al unipersonal, abre un abanico de posibilidades gigante que lo involucran en una relación muy particular con el espectador. En escenarios generalmente despojados, con una atención permanente hacia una única persona, desde la cómoda platea se establece una comunicación casi cara a cara con ese o esos personajes. Pasan a ocupar un primer plano la palabra, el tono, los movimientos escénicos, el vestuario, el maquillaje y cada uno de los detalles que el actor construye.

Evidentemente todo esto es algo que Roberto Peloni no sólo conoce sino que sabe aprovechar, mostrando su ductilidad y un manejo del timing de la comedia que mantiene la sorpresa como eje en una atención siempre activa.

“Pelonintensivo” transcurre en el marco de algún hospital, en uno de sus múltiples espacios según el personaje y finaliza con un monólogo donde él mismo se presenta y cuenta quién es y el por qué del espectáculo. Todo comienza cuando un muchacho llega a la sala de espera para hacerse una mamografía, ya ahí arranca el desparpajo de este sujeto masculino con pechos, hablando de cómo se siente con ellos y cómo se enfrenta al mundo con esta condición. Luego llega una chica, bastante particular también, que espera la llegada de su primera hija junto a su novia. Más adelante, un doctor hace su “ronda de chistes”, con un humor que apela al reconocimiento de un personaje y utilizando un tono bastante ácido. La multiplicidad de personajes termina con las desventuras de una empleada del hospital que cuenta las peripecias de su familia y el trabajo.

Todos ellos son Roberto Peloni, el presta su cuerpo y se deja llevar a través de las transformaciones de los distintos personajes. El espectáculo se completa con un juego de imágenes que se establece a través de dos pantallas a los costados del escenario. Se activan para dar tiempo al cambio de vestuario y personajes, recurso que se sabe aprovechar ya que ahí también se siguen contando cosas, se sigue produciendo humor.

Un espectáculo divertido para ver, para disfrutar, para reírse.

Categories: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.