Mozart va a la escuela

Mozart va a la escuela

La ópera va a la escuela

Entre coreografías, cantos, minué, piano y un hermoso público musical comienza todos los días en vacaciones de invierno la obra “Mozart va a la escuela”.

En la escuela de altos estudios musicales Mano Destra se encuentra Gertrudis Ostinata (directora de la escuela) quien abre el musical con una coreografía que hace que los pequeños espectadores de la sala comiencen a reír sin parar y se adentren en la historia; Armando (encargado de mantener el orden, maestranza y fan de Mozart) se encuentra enamorado de Gertrudis pero como no se anima a decirlo le cuenta, con una cumbia muy original, a los niños los sentimientos hacia ella para luego dar inicio a la obra en la cual los niños conocerán a la persona que vendrá a enseñarles música Wolfang Amadeus Mozart.

“Mozart va a la escuela” hace que grandes y chicos disfruten por 90 minutos de un excelente espectáculo en el cual los más pequeños aprender, juegan y se hacen parte de los alumnos de esta Escuela Mano Destra, donde el maestro les enseña un poco de su maravillosa obra. Con musicales que hacen que los pequeños bailen en sus butacas, por ejemplo: “Cuando era muy pequeño” (es una de las canciones interpretadas en la obra y genera en los más pequeños una alegría absoluta ya que al tener una letra repetitiva salen de la sala todos tarareándola) Mozart va a la escuela realiza entre los adultos y los niños una complicidad – ya que muchos al conocer la obra del maestro se adentran a la aventura de volver  escuchar esas hermosas melodías- generando entre ellos una alegría y disfrute de principio a fin.

Las melodías que se recrean y oyen en la obra de Mozart son “Pequeña Serenata Nocturna” y la “Marcha Turca” entre otros; grandes y niños suben al escenario a interactuar con el maestro para llevarse a sus casas la hermosa experiencia de haber participado activamente de la obra. Cabe destacar que las interpretaciones de los actores son excelentes Gertrudis (Laura Cuffini), Armando (Maxi Trento) y Mozart (Axel García Stur) es recreado increíblemente desde su majestuosa actuación tocando el piano como interactuando con el público (con la batuta) y llevando a los adultos a bailar sobre el escenario un hermoso Minué.

Recomiendo la obra ya que creo deja en los adultos un halo de disfrute y recordar esas bellas melodías que en algún momento hemos escuchado como así también le enseña a los niños un poco de los grandes exponentes de la música (opera); me parece de un gran contenido cultural y recreativo para estas vacaciones de invierno.

Categorías: Infantiles, Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.