Mireya. Un musical de Tango

Escrito por Cecilia Alejandra Accorinti. Publicado en Reseñas

mireya3

La transformación de una mujer

Ir a ver una obra de la dupla Cibrian-Mahler, en general predispone a ver un espectáculo con ciertas características que ya son su marca registrada, pero en este caso, salvo dos temas que tienen familiaridad con lo que ya se conoce, se puede decir que Mireya despega de esa forma de hacer que es tan típica, es un musical bien de tango.

Esta es la historia de Mireille (Gabriela Bevacqua) una muchachita humilde pero llena de sueños, que para hacer que su vida sea un poco más bella mientras vive con sus tíos, admira las estrellas y espera poder alcanzarlas.

Ella no está sola, sino que la acompaña su gran amigo, su hermano del alma Miguel; se protegen  mutuamente y cada uno es soporte del otro en todo momento. Ambos quieren llegar a los escenarios y allí poder demostrar todo su talento, triunfar y así dejar atrás una vida de carencias, por una mucho más plena.

De a poco, van consiguiendo que su deseo se haga realidad, para ella todo cambia cuando conoce a Manuel (Martín Repetto), un hombre que se presenta casi como un ángel, que le ofrece amor aparente y grandeza, pero detrás de todo eso, hay un mundo sombrío que la aleja de todo, sobre todo de Miguel.

Las vueltas de la vida, más tarde la acercan a Alfredo (Damián Iglesias) un hombre de alta alcurnia, que está dispuesto a dejar todo por ella y se enfrenta a su propia familia para defender a la mujer que ama y  se juega todo por ella.

Junto a este hombre, Mireille… ya Mireya, conoce la fama y la fortuna, se convierte en una estrella, pero evidentemente, nunca podrá ser realmente feliz, ya que su suegra (Lorena García Pacheco) no le hace nada fáciles las cosas.

Esta vez Pepe escribió un cuento bien terrenal, donde no hay historias ni personajes de fantasía, son seres humanos con sus virtudes y defectos, donde la heroína no usa capas ni tiene características sobrenaturales, sino que es una chica cualquiera, que le hace frente a todo, pero las piedras en el camino, no desaparecen.

Por su parte, Ángel compuso tango en su estado más puro, pero con toques de color para que el repertorio haga brillar a este musical.

La orquesta, compuesta por Dolores Stabilini en el violín, Carlos Di Palma en el contrabajo, Alejandro Guerschberg a cargo del bandoneón y Damián Mahler al piano y en la Dirección, suenan exquisitamente, se multiplican y parecen mucho más de cuatro.

La puesta, se juega a una escenografía que cambia de manera permanente, pintando cada lugar en el que se desarrollan los hechos, con agilidad y corrección en cuanto a los elementos elegidos. Esto va de la mano, con el diseño de luces, que complementa y termina de generar los climas.

En lo que respecta a las actuaciones, todos tienen su momento para lucirse, ya sea desde el texto o la danza, siendo en esta última Eluney Zalazar, Bruno Pedicone, Nicolás Bertolotto y Verónica Pacenza, quienes más lo hacen.

En cuanto a los protagonistas, Lorena García Pacheco, se planta con fuerza y crea un personaje controvertido, con mucha solidez.

Martín Repetto pinta a ese hombre que tanto oculta, en cada detalle, la imposición de la voz, el decir, el movimiento, de a poco se transforma en una araña que teje sus redes y con su veneno adormece los sentidos de quien se acerca, para engañar.

Por su parte Damián Iglesias, le imprime nobleza y algo de inocencia a su personaje, sin quitarle la fuerza y la presencia que requiere. Elegante y seguro de si mismo, una muy buena construcción.

Gabriela Bevacqua que sigue creciendo, hace un trabajo comprometido y emotivo, con matices que acompañan el cambio que vive está mujer, que a pesar de todo, nunca deja sus orígenes de lado. Se nota que ha prestado atención a cada detalle  en la vida de Mirelle / Mireya y en su cambio. Vocal e interpretativamente impecable.

Por último Leandro Gazzia, brilla en escena, su composición no tiene fisuras, pasa por todos los estados de ánimo, es quien lleva la cuota de humor, pero también el drama lo acompaña, un trabajo profundo. Colma la escena y se queda con la atención de la platea.

Una obra con el toque de la dupla creativa, pero que se juegan a hacer algo que va por un camino diferente al que nos tienen habituados y aciertan. Un musical de tango con buena música, letras emotivas y muy buenos interpretes.

Mireille y Mireya ¿cuánto de cada una hay en la otra?

Ficha:

ELENCO

Mireya: Gabriela Bevacqua
Alfredo: Damián Iglesias
Miguel: Leandro Gazzia
Manuel: Martin Repetto
Adivina/Madre: Lorena García pacheco
Tía: Eluney Zalazar
Newbery/Policía:Bruno Pedicone
Payo: Nicolás Bertolotto
Merceditas: Verónica Pacenza

Libro, Letras y Dirección general: Pepe Cibrián Campoy

Música original y orquestaciones: Ángel Mahler
Director adjunto: Damián Iglesias
Diseño de escenografía y vestuario: Rene Diviú
Coreografía: Esteban Domenichini
Producción Ejecutiva: Ángel Mahler – Julieta Kalik – Santiago Zenobi
Producción General: La Crypta S.A. – Complejo Teatral Buenos Aires

Gacetilla:

http://www.espectaculosdeaca.com.ar/?p=8297

Deja un comentario

Debes estar logueado para comentar.

Beneficios

  • beneficio 01

  • beneficio 02

  • beneficio 03

Encontranos en las redes sociales