Mil Federicos

Mil Federicos

Ficha

  • Reparto:

    unciones: domingos 18.30 hs
    Teatro: La Carpintería

    Dirección: Jean Jaures 858

  • Salas:

    Prensa: Simkin Franco

 

Un poeta eterno

¿Qué se recordará de nosotros cuando hayamos partido de este mundo? Y cuando nuestro tiempo sea arrebatado, cuando no estemos preparados para el final ¿Qué recordarán de nosotros? No sé si Federico García Lorca se hizo estas preguntas los instantes previos a su fusilamiento. No sé si Mariana Mazover se lo ha preguntado al crear y dirigir Mil Federicos pero yo he salido del teatro con esta pregunta.

La pluma de Mazover escribe una dramaturgia rica en recursos: cartas, poemas, canciones y relatos. Una escena madre en la que la guardia civil golpea la puerta de Federico para detenerlo. Luego, escenas que actúan como paréntesis en una narrativa que siempre vuelve al principio del fin.

La guerra civil española no sólo atraviesa la vida de Lorca, lo atraviesa a él. Una España convulsionada, dividida y enfrentada. Los puños en alto como símbolo de resistencia al nacionalismo de Franco. Mariana Pineda como símbolo de libertad. El color rojo y el socialismo. Los geranios y Granada.

Una poética puesta en escena con un sinfín de elementos escénicos que se disponen sobre y a lo alto del escenario para narrar un trozo de la vida de Federico García Lorca.

La entrega actoral de Hernán Lewkowicz para componer al poeta español emociona gracias a su voz, su presencia escénica, su talento para interpretar los diversos textos y crear todas las atmósferas por las que navega la obra. Resulta inolvidable la escena en la cual recita “Gallo Rojo, Gallo Negro”. Fuerza, pasión, entrega, poesía… Federico está allí en ese instante. La misteriosa comunión que a veces sucede (a veces no) en el teatro.

Los elementos de la puesta se combinan y potencian unos con otros. La música, interpretada por Gastón Grinszpun, crea atmósferas sensibles y fuertes. Valiéndose solamente de un cajón, una flauta y una guitarra, el músico-actor se encarga de dar las pinceladas necesarias para hacer un cuadro completo.

Dos Federicos en el escenario. Uno blanco, el otro negro. Opuestos en colores pero complementarios en escena. ¿Dos Federicos? Quizás miles.

“¡No se rinde un gallo rojo mas que cuando está ya muerto!”

Pero Federico no ha muerto, no han logrado matarlo. Federico se ha mutiplicado.

Ficha:

Dramaturgia y Dirección: Mariana Mazover
Actúa: Hernán Lewkowicz y Gastón Grinszpun

Categories: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.