Macbeth, yo no me voy a morir

Macbeth, yo no me voy a morir

Ficha

  • Reparto:

    Funciones: viernes, 20:15 hs.
    Lugar: El Grito (Costa Rica 5459)

  • Salas:

    Prensa: Octavia

 

Poder, locura y muerte, el retorno de lo no dicho.

Todo se inicia con un escenario desgastado y de decadencia, con objetos a nivel del piso, la expresión misma de la bajeza del espíritu de los protagonistas. Dos actrices, Coni Marino y Florencia Limonoff, son las que encarnan los legendarios personajes shakesperianos que comparten un mismo tiempo, un mismo espacio, el mismo remordimiento. Una condena eterna.

Macbeth y Lady Macbeth asesinan por el anhelo de poder que vive en el corazón todo hombre, son guiados por la lujuria de la ambición desmedida. Al cometer el crimen inician un éxodo sin retorno, se desata una espiral hacia la locura y el tormento del recuerdo, de la culpa que se repite una y otra vez a lo largo de la obra. El ritmo viene marcado en la puesta por el juego de luces y la banda sonora que llevan adelante las dos actrices con sus voces mismas, con distintos instrumentos o directamente con golpes, destacándose aquí el trabajo con el cuerpo.

Toda la tragedia de Shakespeare a través de la voz de sólo dos personajes, dónde la síntesis de escenas, la simultaneidad de acciones y pluralidad de discursos mantiene atento al espectador en cada momento, en cada gesto, cada sonido. En este sentido resulta una lectura actual de un texto clásico. Otras voces emanan de los protagonistas impulsiva, incontrolablemente, dicen aquello que debe ser callado. “No dormirás nunca más” repiten sus víctimas como un decreto del cual los reyes trágicos no podrán escapar.

Finalmente, sus crueles acciones se vuelven contra ellos mismos e invitan a la reflexión de la audiencia ya que, como desde el comienzo lo sentencian las brujas mortales, uno forja su propio destino. “Yo no me quiero morir”, ambos saben que no hay escapatoria, que no hay otra vía posible más que el camino de la autodestrucción que se repetirá como una condena eterna. Porque al gritar “asesinato y traición” luego de perpetrar el crimen, Macbeth se da cuenta demasiado tarde que el puñal se lo ha clavado así mismo, ha mancillado su propia honra, su propio destino.

 

Ficha:

Dirección: Jorge Eines
Elenco: Florencia Limonoff y Coni Marino

Categories: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.