La Tortuga (23/5)

La Tortuga (23/5)

Ficha

  • Prensa:

    Caro Alfonso

 

Escrita y dirigida por Marcelo Allasino

Con la actuación de Matilde Campilongo

 

Una mujer de más de cincuenta años acaba de ser operada de un tumor en la matriz.  En su recuperación descubre las posibilidades que le ofrecen internet y las redes sociales, y planifica una videollamada con su mejor amiga de la adolescencia, a quien no ve desde entonces, y que vive en el exterior.  El viaje de egresados a Bariloche, Flashdance, un embarazo no deseado y la muerte del amor que no fue, le abrirán la puerta a un pasado que – a fuerza de no haber sido superado – insiste en hacerse presente.

 

Autoría y dirección: Marcelo Allasino

Actuación: Matilde Campilongo

Asistencia: Cony Balsategui

Música: Nico Diab

Espacio e iluminación: Marcelo Allasino

Vestuario: Julia Barreiro y Gustavo Mondino

Objetos: Salvador Aleo

Fotografías: Leandro Bauducco

Diseño gráfico: Leonor Barreiro

 

Jueves y sábados a las 22 hs.

Versión en cuarentena / Funciones online EN VIVO

Duración: 45 minutos

Entrada: $ 350

Boletería virtual: Entradas en venta desde el lunes 18 de mayo en www.teatrouaifai.com

 

PRÓXIMAMENTE, CUANDO LA PANDEMIA LO PERMITA, ESTRENO OFICIAL

EN EL CAMARÍN DE LAS MUSAS

Esta obra se pre-estrenó en noviembre de 2019 en el Centro Cultural La Máscara de Rafaela.  Director y actriz ya habían trabajado juntos en la obra “Money4Nothing”, en la temporada inaugural de Microteatro Buenos Aires en 2017.

El estreno en Buenos Aires estaba previsto para el pasado 18 de abril en El Camarín de las Musas.  La medida del aislamiento social, preventivo y obligatorio decretada por el gobierno nacional por la situación de la pandemia por el COVID-19 obligaron a Allasino y Campilongo a continuar ensayando a través de video-llamadas, y la obra se potenció en una nueva versión utilizando el dispositivo que plantea la trama.  Lograron así transformar la imposibilidad del encuentro personal en la posibilidad de un trabajo que, aprovechando la tecnología de la que la misma obra habla, potencia la comunicación de esta mujer encerrada en la soledad de su hogar, con su amiga de la adolescencia, con quien no puede reunirse personalmente.

 

“Escribí La tortuga en un tiempo en el que no podía crear junto la compañía que dirigí por más de 20 años.  Mis trabajos hasta entonces siempre estuvieron signados por la creación con los intérpretes y junto a ellos, en largas sesiones de exploración y ensayos.  En esta nueva etapa, me vi obligado a llevar adelante procesos creativos más vinculados a la producción dramatúrgica de gabinete, y me reencontré con la escritura teatral desde un lugar que tenía relegado.

Así, sentado solo frente a la computadora apareció esta mujer, que también, en la soledad frente a su notebook, necesitaba hablar de una maternidad forzada, del desamor y de la enfermedad que produce la imposibilidad del goce.  Me interesaba hablar de cómo la falta de educación en el placer puede amarrarnos a relaciones de infelicidad que, en algunos casos, duran vidas enteras y afectan a todo un ecosistema de relaciones familiares, transformando la infelicidad en dolor y odio.

Mi adolescencia asexuada y llena de fantasías, el viaje de egresados a Bariloche, mi fascinación por Flashdance y el reencuentro con los compañeros del colegio me abrieron la puerta a recuerdos y fantasías que cristalizaron en este monólogo.

Esta etapa de cuarentena nos ató a la soledad frente a nuestros dispositivos electrónicos para los ensayos, y descubrimos que podíamos ofrecer una nueva versión, con un inesperado punto de vista y que potencia el trabajo actoral de Matilde.  Transformamos la incertidumbre y la imposibilidad en una inesperada oportunidad, gracias a la trama de la obra que nos permitió este experimento.  Es una nueva forma, teatro en vivo a través de un soporte digital, que en nada invalida o imposibilita la versión escénica, la que esperamos ofrecer cuando el contexto nos lo permita.”

Marcelo Allasino

TEATRO UAIFAI

 

Obras escénicas en vivo, transmitidas online

No es teatro tradicional.  No es teatro filmado.  No es teatro leído.  No son registros de teatro en video.  Son experiencias escénicas en vivo, con artistas en vivo, transmitidas en vivo y en directo por internet.

 

Descripción

Este proyecto está orientado a crear una plataforma digital desde la cual se ofrecerán funciones de obras de artes escénicas independientes, alternativas y/o de autogestión, originales, con transmisión digital en vivo, a través de soportes que utilicen internet.

Pensamos a TEATRO UAIFAI como una posibilidad de trabajo para un colectivo vulnerable, severamente afectado por la situación de la pandemia por el COVID-19. Lo pensamos como una forma de adaptarnos al nuevo contexto.

TEATRO UAIFAI es una alternativa, una posibilidad, un incentivo.

 

Objetivos

Ofrecer funciones de obras originales de artes escénicas en vivo a través de soportes digitales, para ser transmitidas por streaming.

Generar una plataforma para que artistas y gestores de las artes escénicas puedan acceder a una herramienta que les permita trabajar en esta etapa de cuarentena obligatoria y de limitación en los espacios de encuentro social.

Generar un espacio de trabajo y de encuentro para el colectivo escénico de habla hispana.

Poner en valor la tarea del artista escénico en relación con las nuevas tecnologías.

 

Destinatarios

Artistas, gestores, productores y diseñadores del sector vinculado a las artes escénicas.

Espectadores interesados en las artes escénicas y la tecnología, de la República Argentina y de Hispanoamérica.

 

Características

La llegada del COVID-19 a principios del año 2020 cambió el mundo en el presente y para los próximos meses del futuro.  La imposibilidad de las reuniones sociales para evitar la transmisión de esta inesperada pandemia golpeó duramente a muchas actividades económicas, y generó una gran incertidumbre acerca de las posibilidades de las artes escénicas.  Artistas, gestores y productores comenzaron a transmitir indiscriminadamente los registros de sus funciones teatrales, en el marco de una gran falta de protección legal y con repercusiones que aún no podemos evaluar.  Esta acción tuvo dos fundamentos centrales: generar algún ingreso y tratar de mantener la actividad escénica presente en el imaginario colectivo.

 

En este contexto, el equipo de trabajo de M4N teníamos previsto el estreno porteño de “La Tortuga”, una obra escrita y dirigida por Marcelo Allasino, con la actuación de Matilde Campilongo y la asistencia de Constanza Balsategui.  El estreno se realizaría en El Camarín de las Musas, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el sábado 18 de abril de 2020.  La síntesis argumental de la obra dice: “Una mujer de más de cincuenta años acaba de ser operada de un tumor en la matriz.  En su recuperación descubre las posibilidades que le ofrecen internet y las redes sociales, y planifica una videollamada con su mejor amiga de la adolescencia, a quien no ve desde entonces, y que vive en el exterior.  El viaje de egresados a Bariloche, Flashdance, un embarazo no deseado y la muerte del amor que no fue, le abrirán la puerta a un pasado que – a fuerza de no haber sido superado – insiste en hacerse presente.”.  La obra es acerca de una mujer que, encerrada en su casa, mantiene una conversación a través de una video-llamada.

 

Pero el 19 de marzo fue decretada la medida de “aislamiento social, preventivo y obligatorio” en la República Argentina a través del Decreto de Necesidad y Urgencia 207/2020, y el proyecto quedó en una situación de incertidumbre, como toda la actividad teatral en el país, a la espera de novedades.

 

El equipo continuó ensayando, pero a través de video-llamadas.  Esta posibilidad única – de una obra que plantea en su trama ese vínculo virtual – habilitaba a una nueva exploración y pronto los integrantes del proyecto sentimos que estábamos frente a una posibilidad, una alternativa: de hacer una versión de la obra por streaming en vivo, y ofrecerla al público, hasta tanto llegara el momento de estrenarla en vivo, en el teatro.

 

La medida tomada por el gobierno fue extendiéndose en reiteradas oportunidades, y el estreno en el teatro se transformó en algo más lejano e incierto.  Surgió entonces este proyecto.

 

Este proyecto intenta generar una instancia alternativa de funciones en vivo, con artistas en vivo, y con un público que pueda presenciar esas funciones desde sus hogares.  No es teatro tradicional, pero tampoco es una función de artes audiovisuales: no es cine, no es una serie en Netflix.  No es teatro filmado, es teatro en vivo proyectado a través de internet.

 

El proyecto ofrece la posibilidad de transmitir obras que por su contenido, formato o exploración, se puedan valer de las alternativas que ofrecen las tecnologías contemporáneas.  Nos interesa que esas obras puedan generar un ingreso, con el cobro de una entrada, y un criterio de distribución de los ingresos que ponga en valor la tarea artística, similar al arreglo económico que las salas independientes ofrecen a las cooperativas teatrales.

 

Fundamentos

El teatro nace a partir del ritual hace más de 2.500 años, y su carácter vivo no puede ser emulado ni reemplazado por tecnología o dispositivo alguno.  Teatro es por esencia, un hecho vivo, único e irrepetible.  Sin embargo, las tecnologías han logrado transmitir, ampliar la experiencia y sin dudas, instalar a la expresión escénica como un hecho popular que forma parte del inconsciente colectivo.  Las primeras técnicas de escritura permitieron la perpetuación de textos que se transformaron en clásicos de la literatura universal, y la aparición de la imprenta sin dudas fue el primer gran paso tecnológico que puso en tensión la identidad del teatro mismo (teatro sería eso que acontecía o eso que quedaba escrito?), pero con el paso del tiempo fue incorporado como una forma aceptada y se transformó en uno de los géneros literarios que han posibilitado grandes avances culturales para nuestra civilización.  Sin dudas que las ediciones de las obras de Shakespeare no son teatro, pero la literatura teatral – perpetuada a través de la impresión de sus obras – permitió la evolución y el desarrollo de la escena mundial, y afectaron de manera determinante a la escena viva a lo largo de los siglos.

 

Por los próximos meses no habrá teatro en vivo con espectadores en las salas, es un hecho.  No sabemos cuánto durará.  Queremos pensar formas alternativas para generar nuevas herramientas de trabajo, sin ánimo de cuestionar nuestra amada forma de expresión, sino intentando apoyarnos en las plataformas actuales para transformar este momento de receso laboral en una nueva oportunidad.  Nadie pensará estas formas por nosotros.  Como siempre, debemos ser protagonistas e idear nuestras propias formas para sobrellevar este momento, e intentar colaborar con nuestros colegas para seguir creando y compartiendo nuestros trabajos con espectadores que lo valoren.

 

El teatro y la tecnología: antecedentes en Argentina

El teatro y el cine

El teatro tuvo un papel relevante en el nacimiento del séptimo arte como medio y marcó de manera trascendental la primera evolución del cine. Tras los primeros experimentos de los hermanos Lumière con el cinematógrafo, que registraban escenas de la vida cotidiana, y antes de la eclosión del modelo de representación de la ficción a partir de la creación del lenguaje fílmico por parte de David Wark Griffith, el cine no era más que teatro filmado. Incluso, existió una célebre tendencia que promovía la adaptación a la gran pantalla de los grandes dramas clásicos.

El cine llegó a Argentina apenas un año después de su lanzamiento en París: el 18 de julio de 1896 se concretó la primera proyección cinematográfica en el Teatro Odeón de la Ciudad de Buenos Aires.  Desde entonces el cine argentino alcanzó un gran desarrollo, siendo hoy uno de los más importantes del cine latinoamericano.

 

El radioteatro

Argentina fue pionera en materia de radiodifusión de habla hispana, siendo el tercer país del mundo en realizar transmisiones regulares.  Fue a partir del 27 de agosto de 1920 desde la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Algunos de hechos históricos relacionados de la radiofonía argentina fueron las primeras transmisiones de conciertos y las primeras transmisiones deportivas de boxeo y fútbol, en la década de 1920, y de radioteatro a partir de la década del 30.

El radioteatro, radiocomedia o audiodrama es un género de ficción que tuvo un gran desarrollo entre 1930 y 1940 y se convirtió en una forma de entretenimiento popular a nivel mundial.

Con la llegada de la televisión, a mediados del siglo XX decayó progresivamente hasta ocupar una pequeña parcela en la programación de espacios de entretenimiento.

 

El teatro y la televisión

Darío Vittori creó en 1962, junto con Nino Fortuna Olazábal, el ciclo televisivo «Teatro como en el teatro». El ciclo lo lanzó a la fama y lo hizo acreedor al premio Martín Fierro.

Darío Vittori fue un actor, productor y director que ganó popularidad en la televisión, medio en el que se mantuvo durante treinta años, ya fuera con ese esquema de “Teatro como en el teatro”, más tarde conocido por «El teatro de Darío Vittori».

 

El teatro y las plataformas de contenidos digitales

Teatrix es una plataforma argentina que permite ver teatro previamente filmado online mediante una suscripción mensual.  Similar a Netflix, ofrece un catálogo de obras teatrales filmadas, en alta definición, que pueden verse en cualquier dispositivo (smart TV, dispositivos móviles y laptops).  Mirta Romay fue la creadora de esta plataforma, y expresó en sus inicios que estaban dándole continuidad a “la tradición de unir teatro y televisión” gracias a los avances de la tecnología.

 

El teatro y las redes sociales

Son numerosos los proyectos de artistas que utilizando las redes sociales actuales generan contenidos para ser transmitidos en esos soportes. YouTube primero, Instagram luego, con la posibilidad tanto de la transmisión de materiales pregrabados como la de sus streamings o historias en vivo, generaron un nuevo soporte para muchos artistas de la escena.  Pero hasta el momento, ninguno ofrece obras escénicas que realicen funciones en vivo.

Categorías: Cartelera

Escribe un comentario

Only registered users can comment.