La sombría línea

La sombría línea

Ficha

  • Reparto:

    Funciones: Viernes 21hs en El Camarín de las Musas
    MARIO BRAVO 960

 

A la deriva de la imaginación y con un tripulación un tanto disparatada

Un joven marino decide ponerle punto final a su vida de navegante, cuando recibe una propuesta que lo atrapará y que le dará un vuelco a su destino: convertirse en el capitán de un navío cuyo antecesor parece haberse despedido de este mundo dejando un legado fatídico que no tardará en descubrir. Es así como se hace de una pequeña tripulación que lo acompañará en esta alocada travesía y sobre quien caerá esta suerte de maldición que se efectivizará ni bien el barco se aleje del puerto. La aventura se apoderará de las aguas y ya nada será lo mismo para ninguno de los integrantes de la embarcación, quienes con todo su empeño tratarán de sortear uno a uno los obstáculos que se pongan en su camino para llegar a destino mínimamente a salvos. Un devenir de situaciones desopilantes, sumado a un grupo un tanto peculiar, será el sostén de este viaje desbordado de situaciones cómicas, absurdas y extravagantes.

Basada en la novela “La línea de sombra” del escritor polaco  Joseph Conrad (Józef Konrad Korzeniowsk, 1857/1924), la obra ahora adaptada y dirigida por Alejandro Genes Radawski se sumerge en un universo lúdico donde los personajes –como niños- juegan desbordados por el fragor de la aventura y se precipitan en un ritmo desenfrenado e hilarante. Excelente desempeño actoral de Juan de Dios Ascaño, Mariano Falcón, Marcos Díaz y  Nehuen Iglesias cuyas composiciones se destacan por la plasticidad y el colorido de su trabajo físico y de sus voces. La ingeniosa escenografía de Marko Bregar, resuelta en una suerte de mesón rectangular, con luces y trampas por donde aparecen y desparecen los personajes, genera –cual caja de pandora llena de sorpresas- momentos plagados de ilusionismo y encanto. Los videos animados del mismo Falcón complementan esta atmósfera lúdica, otorgándole una cuota de ingenuidad e inocencia a los personajes y a la historia. Asimismo el colorido vestuario de Antonela Marcelo destaca los rasgos de cada uno de estos marinos, dándole la movilidad y soltura requerida por estos  actores que se deslizan en escena con absoluta gracia y desparpajo, asemejándose por momentos a marionetas humanas. El mar bravío que los acecha será testigo y a su vez generador de circunstancias de las más variadas, donde el amor también dirá presente de manera inesperada.

“La sombría línea” se presenta como una jocosa y entretenida pieza teatral que se introduce en las profundidades del universo de juegos, travesuras y diversión que todos tenemos –o supimos tener en nuestros primeros años-, y que el correr de la vida con sus obligaciones, compromisos y responsabilidades tiñe de gris para dar paso a la adultez. La risa, la imaginación y la magia que se despiertan agitadas con esta historia nos reconfortan el espíritu al dejarnos saber que nuestro “niño interior” sigue vivo a pesar de todo, esperando desempolvar la cabeza para salir a jugar un rato.

Ficha:

Dirección y Dramaturgia: Alejandro Genes Radawski

Actúan: Juan de Dios Ascaño, Mariano Falcón, Marcos Díaz y Nehuén Iglesias

Categories: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.