Juegos de amor y guerra

Juegos de amor y guerra

Ficha

  • Reparto:

    Funciones: Domingos 20 hs. / Localidades: $ a confirmar Venta x www.alternativateatral.com
    Centro Cultural de la Cooperación - Av. Corrientes 1543 / Sala Solidaridad

  • Salas:

    Prensa: Walter Duche – Alejandro Zarate

 

La fuerza del odio.

Ambientada en los años ´40,  Argentina se encontraba en un momento complicado, donde Castillo era presidente y mantenía la postura neutral del país en la Segunda Guerra Mundial. Esto provocaba recelos y generaba opiniones divididas. A su vez los radicales habían permitido el acceso a las fuerzas a los “hijos de los verduleros”, es decir aquellos que pertenecían “a la chusma” y que no eran portadores de apellido.

En este contexto Luisa Kuliok, encarna a una madre sobreprotectora que quiere defender desesperadamente el apellido de la familia, el cual es más importante inclusive que la vida de sus portadores. Gracias a su influencia, el teniente instructor del Colegio Militar, (encarnado por el increíble Diego Mariani), tiene una posición firme en el Colegio y está a punto de casarse con su hija. Pero todo se ve trastocado cuando el hijo de la señora, (Walter Bruno) subordinado del instructor, se involucra con Celeste Imperio en una noche de copas y aparecen fotos que documentan cada detalle de este encuentro. Celeste Imperio, interpretado por Sebastián Holz, es un supuesto espía ruso, que habla francés y alemán y que por las noches toma el nombre y vida de Celeste en un cabaret. En una época donde las apariencias eran mucho más importantes que las verdades del ser humano, estas fotos resultan devastadoras para el apellido de la madre, y está, inspirada en su implacable deseo de controlar todas las consecuencias, y motivada por la fuerza que le otorga su odio, mueve todos los hilos para limpiar el nombre de su hijo.

La puesta en escena es impecable, los vestuarios son representaciones históricas en cada detalle, y nos transportan sin duda al Buenos Aires de los años ´40.

La combinación de la dirección de Oscar Barney Finn, la sublime interpretación de Luisa Kuliok, la intensidad del personaje de Diego Mariani, y la bella y emotiva intervención musical de Sebastián Holz, nos mantienen pendientes de cada momento y nos sorprenden en todos los detalles.

Juegos de amor y guerra, muestra la hipocresía de la época, donde es más importante el apellido y la imagen, que las mismísimas acciones que nos motivan a vivir. Y a su vez, deja en evidencia que el odio y el amor son los grandes motores en la vida de todos los hombres, y desde ya, en la guerra.

Ficha:

De Gonzalo Demaría. Actúan Luisa Kuliok, Diego Mariani, Sebastián Holz y elenco. Dirección y Puesta en escena: Oscar Barney Finn.

Categories: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.