Historia en falsa escuadra

Historia en falsa escuadra

Ficha

  • Reparto:

    Funciones: Teatro Del Pueblo / Av. Pres. Roque Sáenz Peña 943 - C.A.B.A.
    Jueves 20hs

  • Salas:

    Prensa: La domenica

 

Historia en FALSA ESCUADRA
Autor: LUIS SAEZ
Actuación: VIRGINIA LOMBARDO
FERNANDO LAPORTA
Escenografía: FEDERICO MUÑOZ
Vestuario: DIEGO RAVETTI
Producción ejecutiva: DOMÉNICA PRODUCCIÓN TEATRAL
Asistencia de dirección: ANTONELLA FAGETTI
Dirección General: ENRIQUE DACAL
Practicar la “Doctrina del avestruz” es un hábito suicida al que un amplio sector social viene adhiriendo con reiterada devoción desde el principio de su mera historia como clase. El avestruz tiene el cerebro muy pequeño y su cuerpo desproporcionadamente grande. Toma absurdas decisiones como aquella de esconder su cabeza en un hoyo, sin reparar en que deja inerme y al alcance de las fieras al resto de sí mismo. Así viven, hasta morir sin darse cuenta… Ésta es una de las aristas de esta Falsa Escuadra. Haciendo ángulo encontramos una epifanía, que es la parte más interesante de la cosa. Es cuando el avestruz descubre que la mayor parte de su cuerpo sigue al descubierto y permeable al compromiso y al dolor de la realidad. Es el momento de la inteligencia, de la dignidad, de la humanidad. De cuando en vez ocurre que algunos seres se convierten en personas, sacan su cabeza del hoyo, se prodigan a los demás, al otro, al prójimo, al próximo… / Enrique Dacal
Refugiados en rutinarios rituales de clase media asustada y agazapada, Sonia y Waldo se empeñan en desmerecer por el camino de la negación una situación atroz e inexplicable: a su alrededor desaparecen personas. ¿Qué ocurre con esa gente? ¿Es eliminada, abducida, deportada? Un buen o mal día, la realidad se las ingenia para tocarles el hombro y recordarles que con el miedo como aliado no hay paz duradera. Desde ese momento, la palabra realidad adquiere un sentido distinto para ellos. La incipiente grieta inicial termina cobrando dimensiones abismales entre ambos. Mientras Waldo se aferra con uñas y dientes a sus rituales de verdades a medias, Sonia da un paso que, lejos de hundirla más en su abismo, la eleva a una condición flamante y sin retorno./Luis Saez

Categories: Cartelera

Escribe un comentario

Only registered users can comment.