Hermanos de rieles

Hermanos de rieles

Ficha

  • Reparto:

    Funciones: Templum, Ayacucho 318. Sábados 20 hs

 

Escape a la libertad

Tres malhechores que hicieron de las suyas en los EE.UU esperan en una celda para ser trasladados a la cárcel del fin del mundo de Ushuaia, donde pasarán gran parte de sus días construyendo el último tramo de las vías de “La trochita”, el Viejo Expreso Patagónico. Mientras esperan, el único que habla español, comparte sus historias de pistoleros experimentados con los demás presos/espectadores que pronto se convierten en testigos privilegiados de este relato lleno de tiros, atracos, botines, huídas y mucha acción. Pero estos no son delincuentes comunes; los que aquí se presentan supieron ser aprendices de uno de los dúos de criminales más legendarios del  lejano oeste: Butch Cassidy y Sundance Kid, con quienes compartieron andanzas, al igual que con Etta Place –esposa de Kid- amiga bastante “cercana” de uno de los forajidos.

De esto trata “Hermanos de rieles”, esta entretenida historia contada y actuada por Gustavo Reverdito, quien pone el cuerpo a este relato acompañado por dos músicos destacados que con la magia de la guitarra -Roberto Porzio- y la armónica -Adrián Giménez-, nos transportan a una atmósfera cargada de bandidos que huyen de la ley, hablan de dinamita, de trenes, de asaltos… y donde el blues nos envuelve para hacerlo todo más marginal y a su vez atractivo y seductor. Este western musical nos traslada a esas películas de acción que solían emitirse los sábados por la tarde en canales televisivos, y que ahora se hacen carne y hueso frente a nosotros, espectadores entusiasmados por dilucidar las epopeyas delictivas de estos duros y esquivos maleantes que supieron transitar en el país del norte, como así también en territorio argentino. La puesta de Nuria Gómez Belart (quien junto con Cristina Soncini son las autoras de esta obra), se apoya en el trabajo escénico de estos tres actores/músicos, desprovista de otros elementos más que sus instrumentos y su arte. El vestuario es otro elemento muy significativo: el característico traje a rayas de los presos le da una riqueza visual y dramática al relato, que se complementa con la iluminación, ambientando este minúsculo reducto carcelario. La música es un componente fundamental en esta propuesta, recreando los distintos espacios donde se lleva adelante la acción, dándole ritmo y colorido a las interpretaciones y a los climas que se generan en la obra.

“Hermanos de rieles” es una interesante propuesta para ver y para escuchar, deleitándose con la aguardentosa sensualidad del blues, y trasportándose a otras geografías y a otros tiempos, donde los villanos poseían cierta cuota de romanticismo que parecía exorcizar sus pecados, y los colocaba en un lugar destacado en las crónicas policiales de la época. Para dejarse encantar con la historia que corre presurosa por los rieles de la acción, con el fin de dejar atrás –cual fugitivos desesperados- la rutina monótona de la vida.

Ficha:

Con: Gustavo Reverdito, Adrián Giménez y Roberto Porzio

Dirección: Nuria Gómez Belart

Categories: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.