Helena, la suma de los males

Helena, la suma de los males

Ficha

  • Reparto:

    Funciones: domingos 19hs
    Teatro: Espacio Callejón
    Humahuaca 3759 (mapa)

 

La sombra del pasado

Una mujer de pie en las sombras del centro del escenario aguardaba por el silencio y la concentración de los espectadores para comenzar su unipersonal. Sin embargo, la protagonista ya estaba preparada y, si uno escuchaba con atención, podía percibir los susurros propios sus contradicciones. Esta mujer es Helena de Troya, encarnada por Mónica Maffía.

Ya pasaron diez años de la guerra de Troya, y Helena fue encerrada por Menelao en una torre de marfil. En esta obra dirigida por Mónica Viñao, se puede ver una fuerte crítica hacia la opinión social, especialmente hacia aquellos sabios del comportamiento humano que buscaron por tantos años explicar qué fue lo que la llevó a la bella joven a escaparse con Paris, arrojando diversas hipótesis que van desde la religión hasta el arte de la seducción, pero nunca considerando el hecho de que Helena haya tomado esa decisión sin ningún incentivo, por su propia voluntad.

Constantemente, Helena se pregunta quién es, pasando por diversos estados perfectamente reflejados en la atmósfera construida por el diseño de luces de Miguel Solowej. Los cambios de luces se mueven libremente entre las gamas de luces cálidas amarillas cuando la protagonista se nos muestra como una mujer fuerte que es consciente de que siempre fue una excusa para la codicia de los espartanos que añoraban el oro troyano. A su vez, cuando Helena cae en estados depresivos, sufriente por su castigo, las luces frías azuladas no tardan en llegar, tanto es así que las luces hacia el final se van apagando como las llamas de felicidad que hay en el corazón de la prisionera. Sin embargo, no todo es dureza y dolor, sino que existen pequeños destellos de jolgorio en Helena cuando recuerda sus tiempos felices junto a Paris, sin arrepentirse de nada. Las luces en estos momentos tienen un trabajo exquisito, jugando con las sombras al mejor estilo del expresionismo alemán. Mientras ella baila feliz, una inmensa sombra de mujer se hace presente en la pared, la sombra del pasado que la perseguirá por siempre y que jamás le permitirá que estos momentos fugaces no sean otra cosa más que destellos en un mar de contradicciones y sufrimiento.

 

Ficha:

Actriz:                                  Mónica Maffía

Dirección gral.:                 Monica Viñao

Coreografía:                      Diana Theocharidis

Categories: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.