Gabriel Gavila

Gabriel Gavila

Soy Gabriel Gavila, un artista, un trabajador de la cultura.

Hace poco fue 1 de mayo y para esa fecha cada año se conmemora el día Internacional del Trabajador en homenaje a los «Mártires de Chicago».

Así denominado un grupo de sindicalistas que fueron ejecutados en 1886 en Estados Unidos por realizar un reclamo laboral.

Fueron ahorcados legalmente.

Gente que pedía la jornada de 8 horas, algo que hoy nos parece “normal”.

Esa normalidad costó sangre, no es metáfora.

Hoy se habla de una “nueva normalidad”.

Nosotros, los artistas independientes, estamos esperando volver a la normalidad y a mi me gustaría que no fuera así.

Por qué esa “normalidad” a la que nos acostumbramos nos llevó a un teatro independiente vapuleado y maltratado.

No quiero volver a es normalidad.

Me interesa el concepto de establecer una “nueva normalidad” mientras sea otra cosa.

Intuyo que si todo continúa así, por una cuestión de necesidad, de ganarnos el pan, terminaremos aceptando condiciones peores de las que teníamos.

No tenemos que estar agradecidos por volver a una pésima condición.

Debemos ingeniárnosla para que la nueva normalidad sea justa y no solamente «normal».

Mi actividad está paralizada, yo no.

Estoy alerta, en lucha.

Pertenezco a PIT CABA  (Profesores Independientes de Teatro de Buenos Aires). Un colectivo que nace como iniciativa urgente de los Profesores Independientes de Teatro de Capital Federal. Nuestra asociación es un intento de visibilizar la situación crítica en la que nos encontramos en el actual contexto de aislamiento social obligatorio que dispuso el gobierno para frenar la Pandemia de Covid 19, cuyas medidas comprendemos y apoyamos.

Nuestra ciudad es un referente indiscutido del hecho escénico donde destacan no solo la diversidad de su cartelera sino también la heterogeneidad de sus creadores y poéticas, así como la excelencia de sus docentes teatrales. Miles de alumnos nacionales y extranjeros acuden a las clases de teatro porteño atendiendo a su calidad y prestigio.

Desde PIT trabajamos para aportar información específica sobre el sector afectado.

Desde lo personal brego por un cambio.

Deseo que cambie la situación actual y anhelo que cambie la anterior también.

¿No podemos vivir de manera digna de nuestro trabajo?

Ahora no falta trabajo, ya faltaba antes.

Dijo Remedios Zafra: «En algún momento de nuestra historia hablar de dinero cuando uno escribe, pinta, compone una obra o crea se hizo de mal gusto. Como si la creación habitara esa dimensión donde el pago ya se presupone suficiente en el ejercicio creador, como temiendo (o alimentando el temor) que las palabras dinero o sueldo entren en conflicto con la inspiración, q algo ensuciara el mundo abstracto y limpio de la obra, aun cuando está hecha entre detritus y miseria».

Eso que muchas veces llamamos «Amor al arte» es trabajo no pago.

Categorías: Notas y Noticias

Escribe un comentario

Only registered users can comment.