Falsettos

Falsettos

Ficha

  • Reparto:

    Funciones:
    Viernes y sábados 23hs
    Domingos 22hs
    Teatro Picadilly
    Av Corrientes 1524

  • Salas:

    Prensa: Martina Valia

 

Una familia de hoy

Este musical que se estrenó en Broadway allá por 1992, pero la historia se sitúa a fines de los 70. Se trata de una divertida comedia, que cuenta los pormenores de una familia ¿especial? ¿diferente? quizá si en esa época, pero cada día más común en la actualidad…. o aparenta serlo.

Veamos un poco: Marvin (Christian Gimenez) es el hombre de la casa, su personalidad es bastante fuerte, un tanto caprichoso y cómodo, muy tradicional en lo que le conviene. Su mujer, Trina (Alejandra Perlusky) es un ama de casa que hace “lo que se tiene que hacer”, que pone a la casa y su familia por delante suyo, pero está muy cansada de eso, porque en su interior es diferente y quiere ser feliz. Su hijo (Tomás Wicz) un adolescente cuasi genio, confundido y más cercano a su ajedrez que a interactuar con otra gente de su edad.

Hasta ahí la familia original, pero si bien puertas afuera todo se mantiene así, en su interior algo cambió cuando llegó Whizzer (Ignacio Francavilla), el novio de papá. Marvin quiere que todo funcione bien, ser una gran familia, en la que por supuesto, el sería el centro, pero no todo es tan simple; es ahí que aparece el último personaje, Mendel, el psiquiatra (Julián Pucheta). A partir de ese momento todo comienza a rodar de otra manera, cada uno pasa a ser quien es y las piezas de ese tablero cambiarán.

De la mano de Diego Ramos en la dirección, este elenco se desempeña maravillosamente en escena, todos ellos demuestran su habilidad en todas las disciplinas que incluye una comedia musical, ensamblan a la perfección y manejan una energía sumamente pareja, se relacionan muy bien en escena, hay complicidad y todo esto les da sin dudas un piso de seguridad para trabajar, que se refleja en la fluidez con la que los hechos se van desarrollando.

Cada uno de ellos está impecable, pero cabe resaltar el desempeño de Alejandra, quien le aporta un matiz muy particular  a este personaje que es sin dudas el que mayor crecimiento tiene, comienza como con timidez y de a poco se va soltando, Perlusky  entendió ese increyendo  y creó una Trina sin fisuras.

El show denota un minucioso trabajo de dirección, en el que cada pasaje y cada acción están pensados y entendidos como un todo; la puesta está al servicio de que todo simplemente funcione.

La banda en vivo está compuesta por Santiago Rosso  (dirección), Maximiliano Cataldi y Juan Pablo de Leone, son solo tres pero se multiplican, suenan impecables, hacen que el trabajo de los actores sea un poco más simple.

La escenografía está muy bien lograda, definitivamente nos lleva a la época en cuestión, con detalles algo barrocos, típicos de Nueva York, si bien es un espacio único, se va resignificando dependiendo de la escena para ubicar un lugar u otro allí mismo.

En lo que respecta al vestuario, un muy buen trabajo de Pablo Battaglia, quien le imprimió el carácter necesario a cada prenda, para que sea acorde a la personalidad de su portador.

Un espectáculo divertido, colmado de energía y muy buenas interpretaciones; una obra que nos lleva a pensar que  tanto hemos evolucionado en ciertos temas estos últimos 30 años y cuanto camino hay por delante; un musical que habla de la familia, el amor la realización personal y cómo hacer para que todo funcione, que una cosa no le reste importancia a otra, para poder mantener un equilibrio y tratar de ser cada día un poquito más feliz.

  • Nota: este musical se estrenó originalmente en 1981 en el off Broadway, siendo en ese momento dos espectáculos separados “March of the Falsettos” (estrenada en el 81) y Falsettoland (90´)

Ficha:

Con: Alejandra Perlusky Christian Gimenez Julian Pucheta Tommy Wicz y Ignacio Francavilla

DIRECCION GENERAL: Diego Ramos

DIRECCION MUSICAL: Santiago Rosso

Categories: Musicales, Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.