El inspector

El inspector

Ficha

  • Reparto:

    Funciones: de miércoles a domingos a las 20.30 hs
    Sala Martín Coronado
    TEATRO SAN MARTÍN
    Av. Corrientes 1530

  • Salas:

    Prensa: San Martin

 

La mirada crítica es atemporal

¿Por qué transcurre en Rusia? Podría pasar en cualquier lugar del mundo.

¿Cómo que fue escrita hace 180 años? Resulta todo tan familiar y tan actual…

Es fácil –tan fácil- en la distancia que impone el tiempo, el lugar, la vestimenta y el clima logrado en la obra, ir metiéndonos de a poco, dejarnos llevar y reírnos de este pueblito y de sus personajes. Es fácil bajar la guardia, dejar caer los muros y reírnos. Reírnos sin pensar, reírnos mucho de otras personas, de otras épocas, de otras situaciones, de este país tan lejano.

El hospital que no cura, el juez corrupto, el alcalde que no vela por el bien del pueblo y exige dádivas maltratando aún a los más humildes sin importarle sus sufrimientos… Eso y más, hasta que una suma de coincidencias hacen que todos traten de trabajar correctamente…o al menos, aparentarlo.

Todos estos ingredientes, de la mano de la irónica pluma de Gógol, se conjugan para conformar una obra de carácter universal. Tan universal que aquellos que somos su público nos divertimos porque los (¿nos?) vemos y conocemos y podemos re conocer a personas y personajes de nuestra realidad.

Los roles protagónicos van creciendo, gracias a la vida que le dan los actores –no importa si son crueles, villanos, ineptos, oportunistas…- porque nos muestran que, como en la vida, todos tienen su cuota de encanto como para hacerse queribles (al menos un ratito) y copar no sólo la escena sino también nuestro corazón.

Y el elenco termina de cerrar esta obra tan coral, que necesita de una dirección excelente – la dirección de Daniel Veronese- para que todo funcione con naturalidad y fluidez de principio a fin.

¿Pudo existir la tentación de recurrir al aggiornamiento de esta obra? ¿Traerla a la época actual? Personalmente, lo desconozco. Nos remite tanto al hoy que, tal vez, todo resultaría más sencillo. En este caso, no fue así; no se buscó la solución facilista. “El Inspector” se mantiene en el tiempo y espacio que propuso su autor, ganando en riqueza: el contraste es lo que la embellece y la hace crecer ante nuestros ojos, nuestras mentes y, fundamentalmente, nuestras almas, mostrándonos que la ironía y ciertas miserias humanas son –y serán- para siempre.

Un último detalle que me deja pensando: al menos en la función que presencié, cuando llegó el momento de dejar de reír para sólo reflexionar, creo que no supimos hacerlo. No entiendo bien qué nos pasa: ¿No podemos ser espectadores? Hacemos una imagen mental y luego… ¿No podemos ver ni escuchar lo que es tan claro y reaccionar en consecuencia? El hecho artístico refleja la realidad, siempre.

Categories: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.