Edipo y Yocasta

Edipo y Yocasta

Ficha

  • Release Date: June 05, 2016
  • Reparto:

    Con: Marisol Otero (Yocasta), Rodolfo Valss (Tiresias), con Laura Silva, Alejandro Vázquez, Martín Repetto, Ricardo Bangueses, Jimena González, Judith Cabral, Menelik Cambiaso, Victoria Carambat, Nicolás Leguizamón, Carla Liguori, Laura Montini, Pilar Rodriguez Rey y la presentación de Gonzalo Almada como Edipo.

    Músicos:
    Javier López del Carril (guitarras), Santiago Otero Ramos (piano), Andrés Dulcet (bajo), Osvaldo Tabilo (betería), Juan Denari (percusión), Jorge Caldelari (violines), Paula García Presas (violines), Valeria Matsuda (violines), David Mendoza (violines), Augusto Reinhold (flauta traversa y piccolo), Mariana Levitin (cello), Martcho Mavrov (corno), Matías Nieva (trompetas), Laura Molina (trombón) y Fabián Fazio (clarinete, clarinete bajo y saxo tenor).

    Mariano Taccagni Libro, Letras y Dirección General
    Gaby Goldman Música Original y Dirección Musical
    Juan José Marco Coreografías
    Santiago Otero Ramos Arreglos Corales
    Gonzalo Córdova Diseño de Iluminación
    Pía Drugueri Diseño y realización de Escenografía
    Jorge Maselli Diseño de Vestuario
    Fernando Eiras Gráfica
    Nacho Lunadei Fotos
    Sandra Beerbrayer Prensa y Comunicación
    Rodrigo Lavecchia Sonido
    Daniel Fazio Producción
    Rosalía Celentano Producción
    Laura Saltamartini Asistente de Dirección
    Ramiro Hernández Asistente de Producción

  • Salas:

    Funciones: Lunes 20.30hs. Teatro Apolo (Av. Corrientes 1372)

    Prensa: Sandra Beerbrayer

  • Conclusion:

    Baja 22 junio 2016

 

Abrir los ojos

Si bien la historia de Edipo y Yocasta es muy conocida, vamos a refrescarla brevemente. Yocasta estaba casada con el Rey Layo, al nacer su primogénito, el oráculo no tiene buenas nuevas para ellos, sino que vaticina que el Rey morirá en manos de su hijo y este luego se casara con su madre. En vistas a este terrible futuro, entregan al niño y lo mandan a matar; Anfión, el hombre al que le encargan esta tarea, se apiada del niño y simplemente lo abandona, el mismo será adoptado por una familia y crecerá muy bien.

Pasados 23 años la todo lo que el oráculo predijo se cumplió, pero claro, ni el niño (ya hombre) Edipo, ni Yocasta saben quien es la persona que tanto aman y con quien deciden formar una familia. En este caso se cuenta toda la historia pero se focaliza en la historia de amor.

Realmente todos los aspectos del espectáculo están muy bien realizados, con mucho cuidado y profesionalismo. Pero para comenzar, bien vale resaltar la música original compuesta por Gabi Goldman (también Director musical), es completamente innovadora, es fresca, tiene fuerza, por momentos estalla, lleva la curva dramática a la perfección, de hecho da la sensación que fuera quien la marca. Es actual, en algunos pasajes se vuelve casi una rave y a la vez mantiene el encuadre que la historia como tal, como clásico requiere. Sinceramente una de las músicas más sorprendentes de los últimos tiempos.

La ejecución está a cargo de quince músicos de primera línea que se lucen, realizando un trabajo delicioso. A ellos se los puede ver o casi imaginar detrás del fondo escenográfico, dando una sensación de estar en un nivel casi onírico. Ellos son: Javier López del Carril, Santiago Otero Ramos (también director coral), Andrés Dulcet, Osvaldo Tabilo, Juan Denari, Jorge Caldelari, Paula García Presas, Valeria Matsuda, David Mendoza, Augusto Reinhold, Mariana Levitin, Martcho Mavrov, Matías Nieva, Laura Molina Y Fabián Fazio.

Si de escenografía se trata, es simple y funcional; con un telón translucido de fondo y unas escaleras se resuelve la mayor parte, luego de irán incorporando otros elementos móviles para dar cuenta de los diferentes lugares. Muy bien resuelta. Obviamente, va de la mano con el diseño lumínico, que con diferentes enfoques y colores, genera los climas.

Todo esto se encuentra solventado por un muy gran a cargo de Mariano Taccagni, quien toma la historia y le da una vuelta más de tuerca, releva la historia de amor por sobre todas las cosas y la vivencia de Yocasta que suele quedar en un segundo plano, se vuelve central. El lenguaje no tiene giros innecesarios, es grácil, no pretende ser ostentoso por tratarse de un clásico, sino que se desarrolla con naturalidad y es cercano. Se puede decir que letra y música siguen el mismo camino.

Detrás de las coreografías está Juan José Marco y se nota, son cada vez más visibles su mano y su mirada, ha hecho un gran y hermoso trabajo.

Taccagni (también director) estuvo muy acertado a la hora de elegir a quienes serían parte del elenco. Cada uno de ellos trabaja con entrega y pasión, todos capturan la atención del público más allá del rol que desempeñen y eso sin dudas tiene que ver con la labor llevada a cabo desde la dirección.

Sería injusto nombrar solo a algunos porque todos logran destacarse por algo. La pareja protagónica está a cargo de Gonzalo Almada, dueño de una hermosa y dulce voz, la cual sabe explotar desde la técnica y el sentimiento. Marisol Otero completamente entregada a Yocasta, atravesada por la historia, logra reflejar todo lo que va pasando desde el cuerpo y la voz.

Rodolfo Vals (Tiresias), Laura Silva (Sybila), Ricardo Bangueses (Anfión) imposible no estremecerse con sus participaciones, tanto oficio bien llevado, hace que el mero hecho de estar en escena, sea un placer.

Excelente trabajo de Alejandro Vázquez (Creonte) plantado en el escenario, una gran presencia escénica y su trabajo vocal es impecable. También Mariano Taccagni en su rol de Layo (reemplazando a Martín Repetto) ha realizado un hermoso trabajo, sentido y con gran fluidez. Jimena González (Argía) medida como su papel lo requiere, porque se ocupa de acompañar, pero con mucho trabajo interno y una voz impecable.

El resto del elenco, va tomando diferentes roles, pero todos demuestran que saben lo que hacen, no es un ensamble de novatos sino que prácticamente todos ellos ya es figura en el mundo del musical y eso aporta un plus muy interesante al producto final. Es por esto que Judith Cabra (Esfinge), Menelik Cambiaso (Talos), Victoria Carambar (Calista), Nico Leguizamón (Leonidas), Carla Liguori (Macaría) y Laura Montini (Eurídice – y dance capitain), conforman un gran elenco, con peso propio dentro de la puesta.

Mención especial para la realización de vestuario a cargo de Jorge Maselli, una melange de clasico y moderno, delicado y glamoroso para algunos, aguerrido y casual para otros, según corresponda. Hermosos diseños.

Un espectáculo cabal, en el que todo funciona como debe y la suma de todas las partes, da como resueltazo final un gran musical.

Como dato adicional, cabe destacar que quienes lo realizan, son parte de un cooperativa, lo cual denota un esfuerzo adicional ya que no hay ninguna gran producción por detrás solventando económicamente ni haciendo las veces de colchón, sino que todo esta hecho a pulmón, a fuerza de ganas y amor al escenario.

Sin lugar a dudas, una gran oportunidad para acercarse a esta historia clásica desde una mirada completamente nueva.

 

 

Categories: Musicales

Escribe un comentario

Only registered users can comment.