Digitales anónimos

Digitales anónimos

Ficha

  • Datos de funciones:

    Funciones
    Viernes 21 horas
    Teatro Mandril. Humberto Primo 2758

  • Prensa:

    Prensa: Correydile

  • Entradas:

    Entrada: A la gorra
    Reservas: 4308-6253 / www.alternativateatral.com

 

Conectarse para desconectarse

Digitales anónimos es una obra que muestra la dependencia con las redes sociales de dos compañeros de trabajo, y amigos.

La nueva propuesta de los hermanos Delay  invita a pensarnos y pensar nuestra relación con la hiperconectividad de hoy día, especialmente con las redes sociales. Mediante esta comedia, tratan de hacernos reír ante las acciones hilarantes de estos dos personajes (Daniel y Esteban) y, a la vez, reírnos de nosotros mismos.

Twitter, Facebook (y podríamos agregar Instagram, SnapChat, etc) invaden nuestro entorno y nosotros, “felices”, les entregamos en bandeja de plata nuestra vida… o lo que queremos mostrar de ella. Abandonamos nuestra privacidad ara relacionarnos con otros (conocidos o no) en pos de mostrar una vida feliz y exitosa.

Esteban (Diego Carreño) y Daniel (Leandro Aita), los protagonistas de esta historia, se encuentra en un grupo de autoayuda para superar su adicción a las redes sociales y a cuanto dispositivo tecnológico haya. Estas reuniones son lideradas por una persona a la que solo oímos (la voz en off es Georgina Barbarrosa), esta voz guía a los personajes en el “tratamiento” para terminar con su problema.

A lo largo de la obra, ambos personajes van “reproduciendo” diferentes situaciones (como un pase por el campo o manejando en la ruta) donde los mismos no dejan jamás de usar la tecnología. Un punto altísimo de estas representaciones es cuando ellos “interactúan” solos (quiero decir, solo Daniel o Esteban en escena).

A Esteban le presentan una nueva red social, Remember.com, con ella puede conectarse con todas las personas con las que se relacionó alguna vez en su vida. Al principio, la red funciona, es divertida. El problema inicia cuando dicha red lo invade, al punto de no dejarlo elegir con quién volver a relacionarse y con quién no, obligándolo a interactuar con quien no desea.

Algo similar sucede con Daniel, solo que la tecnología invade su vida y la de su familia, al punto de no poder reunirse para hablar cara a cara.

Leandro Aita y Daniel Carreño llevan más que bien estos personajes; y si bien la obra tiene ciertos bajos por caer en algunas reiteraciones, los puntos altos son tan buenos que dejan lágrimas de risa en el espectador.

Ficha:

Dramaturgia Diego Carreño

Dirección Gabriel Wolf

Categorías: Reseñas

Escribe un comentario

Only registered users can comment.